Copa América 2015

A los celestes no les tiemblan las piernas

El sismo de intensidad media de ayer no llegó al ánimo de los jugadores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A la práctica. “Cebolla” y “Palito” salen del Hotel Enjoy.

Al final, esto de los temblores de tierra, es como lo del "soroche", o el mal de la altura: sus efectos dependen de las sensaciones personales de quienes se ven expuestos a esa prueba de la naturaleza; o también como lo de los jugadores con sus pases al extranjero: son los últimos en enterarse, según aseguran siempre ellos.

Lo cierto es que ayer, a las 10:52, en la zona de Antofagasta hubo un sismo; pero en el Hotel Enjoy del Desierto, donde se aloja la selección, algunos integrantes de la delegación lo sintieron, y otros no; y en el caso de uno, la noticia llegó con una llamada desde Montevideo.

Con lo que ocurrió con el fotógrafo y el periodista de Ovación, la experiencia relatada por Pablo Karslian, comentarista de Radio Oriental, puede servir como explicación valedera: "En el Repechaje de 2010, cuando llegué desde el aeropuerto al hotel en San José de Costa Rica, me dijeron que había habido un sismo, y como yo comenté que no había sentido nada, me enseñaron que cuando pasa eso, lo mejor es ir en un auto por una carretera, porque es donde menos se siente". El taxi ayer, en camino al lugar de alojamiento de los celestes, no se movió en ningún momento.

Ya en el Hotel Enjoy del Desierto, Eduardo Belza dijo que estaba en su habitación del tercer piso y "fue un sacudón fuerte"; Martín Latallada, camarógrafo de Tenfield, se encontraba en el cuarto piso, sentado también en su habitación, y vio que "el suelo empezó a moverse… primero me pareció cómico, después me di cuenta, pero como fue corto, no tuve miedo"; y, por último, una versión opuesta, a cargo de Eduardo Romero, el attaché destinado por la organización a la selección celeste: "Yo no sentí nada, pero soy chileno, y… antofagastino; acá, temblores de 4 o 5 grados, hay todos los días, o día de por medio. Tienen que ser de 8 grados para que uno los sienta".

Según se informó más tarde, en una zona situada al Norte de Antofagasta el sismo fue de grado 5 (intensidad media); pero, al menos a estar por el ánimo de los jugadores cuando pasaron por el lobby del hotel, a los celestes no les tiemblan las piernas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º