copa américa

Cavani fue provocado y lo expulsaron

Edinson Cavani recibió la segunda tarjeta amarilla a los 62' y fue expulsado. La segunda tarjeta llegó luego de una agresión del salteño a Gonzalo Jara, que le dijo algo al oído y le tocó la cola.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Edinson Cavani se fue expulsado. Foto: EFE

Edinson Cavani estaba bajo la lupa de todos. El accidente que protagonizó su padre en Salto le provocó un golpe anímico que podía repercutir en su desempeño en la cancha. Antes del partido, el plantel lo apoyó y el cuerpo técnico le dio libertad de acción. El de PSG decidió devolver el gesto, y se quedó. La mente puesta en el partido, pero también en Salto. Su desempeño y las posibles provocaciones eran la principal preocupación.

El 21 comenzó bien, presionando y recibiendo faltas, pero a los 28’ tuvo la primera advertencia. Tras una infracción dudosa que le pitaron. Protestó de forma desmedida al asistente y lo amonestaron.
Cavani siguió jugando. Defendió en su área y peleó pelotas en la rival. Todo esto hasta los fatídicos 62’. Tras un foul en mitad de cancha, apareció Gonzalo Jara, que volvió a hacer su juego.

Aquel defensor que en 2013 le tocó los genitales a Suárez y recibió un puñetazo, que le costó un expediente al “Pistolero”, nuevamente jugó sucio. Esta vez su metodología fue otra, le tocó la cola y habló al oído a Cavani, que reaccionó dándole un golpe en la cara. El árbitro, Sandro Ricci, que estaba de frente, lo vio y lo expulsó.

El salteño se salió de sus casillas y fue a buscar al provocador, pero ya estaba lejos de la jugada. Cuando Ricci buscó la tarjeta, Gary Medel, capitán chileno, sacó a Jara de la jugada; ya había logrado el objetivo.
La acción antideportiva del chileno generó la reacción del equipo uruguayo, que protestó la sanción y generó un tumulto. Entre insultos y empujones, Cavani dejó el campo.

Esta incidencia impacientó al plantel uruguayo, que luego de la expulsión de Jorge Fucile explotó y tuvo sus consecuencias, también fue expulsado Tabárez.

Justamente un año después de aquel 24 de junio de 2014 en el que Luis Suárez mordió a Giorgio Chiellini, acción que le costó la expulsión del Mundial de Brasil y la ausencia en esta Copa América, la otra estrella del ataque fue expulsada.
Esta pérdida afectó al equipo, pero también tendrá consecuencias futuras. El ataque celeste en el comienzo de las Eliminatorias no contará con Suárez, al que le restan cuatro partidos de sanción, y tampoco con Cavani. Fucile no estará y Tabárez tampoco dirigirá desde el campo.
“Cuando las cosas que determinan son erróneas, queda un sabor amargo”, dijo Tabárez luego del partido, sobre las incidencias. Diego Lugano, excapitán celeste, tuvo una reacción mucho menos diplomática: ”Con este muchacho ‘Jarita’ habrá que ‘hablar’ cuando nos crucemos por el mundo”.

Así se bajó el telón a Uruguay en la Copa América.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)