Copa América 2015

Como en casa

El estadio La Portada quedó grande para el público que asistió y el clima fue como en las canchas uruguayas.

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

En pleno partido se escuchaba: "¡Muslera, sacá rápido!"; y también: "¡Poné a Lodeiro, Tabárez!". Es que fue como estar en la Copa América, por ejemplo, por aquel "¡Paraguay, carajo!", que gritó una voz tan fuerte como solitaria, pero a la vez también en una cancha chica montevideana; el Parque Viera, el Saroldi, el Capurro o el Roberto.

El fenómeno se explica por dos causas: al partido asistieron solo 16.021 personas, en su mayoría chilenos; y el coqueto estadio La Portada además, con sus tribunas empinadas, es como una gran caja de resonancia. Tanto que se podía escuchar no ya los gritos, sino hasta algunas de las palabras de los jugadores adentro de la cancha.

Como en el Parque Franzini, Belvedere o Jardines. Solo que era la Copa América y en Chile, como lo dejó en claro esa postal de un "bolichito" en una esquina del estadio.

Acá no hay "carritos", ni aroma a choripanes; en "Kardumen" los hinchas comen sándwiches de pescado con ensalada chilena, que es la de cebolla y tomate, y merluza frita con arroz, por precios que van de 150 a 180 pesos uruguayos. Esa es la diferencia entre la Copa América y el Torneo Apertura o Clausura en una tarde montevideana. Nada más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)