HINCHAS

Asado y vino, sinónimo de Uruguay

La bandera que se puede ver en los estadios de la Copa América nació de un movimiento que se inició en Brasil 2014 y desde entonces acompaña a la Celeste.

Asado y vino, la bandera que acompaña a la Celeste.
Asado y vino, la bandera que acompaña a la Celeste, desplegada en el Arena do Gremio.

"Entendemos que decir ‘asado y vino’ es decir Uruguay y es algo que todos los que estamos en el grupo compartimos”. Así lo explica Sebastián, que es parte del grupo de amigos de la Facultad de Ingeniería que creó la bandera que hoy está en cada estadio de la Copa América y se fue agrandando entre parejas y allegados mientras acompañaban a Uruguay, algo que comenzó en Brasil 2014, siguió en la Copa América en Estados Unidos 2016 y en el Mundial de Rusia 2018, que les dejó un montón de anécdotas.

La bandera surge en la previa de la última Copa del Mundo. “Veníamos planeando el viaje a Rusia, haciendo asados y queríamos algo que nos identificara a nosotros y a Uruguay”, recuerda Sebastián, quien admite que no esperaban más repercusión que el hecho de llevar la bandera y que sus familiares la pudieran ver.

Salto a la fama.

Sebastián cuenta que Leo, a quien se le ocurrió la frase, y el otro Seba del grupo, a quien le dicen “Pana”, desplegaron la bandera en República Checa. “Un dirigente le sacó una foto y antes de pisar Rusia ya estaba en Twitter”.
“La primera vez que la abrimos en Rusia se nos acercaban y nos sacaban fotos y el partido el cual explotó fue contra Arabia Saudita. La colgamos detrás del arco y se enfocaba clarísimo en la transmisión. Ahí nos dimos cuenta que habíamos hecho algo”.

Sobre lo que vivieron en Rusia, Sebastián dice que “en 30 días te pasan las cosas que pasan en 10 años de tu vida normal” y es que el Mundial les dejó muchas anécdotas y momentos inolvidables a todos. “En cada rinconcito de Rusia teníamos un detalle”, confesó.

“En Ekaterimburgo después de ganar fuimos a un baile con la bandera y cantamos el himno en el boliche. Poníamos música uruguaya en cada momento, hasta en el avión, y los rusos eran uno más de nosotros”, relató.

Bandera asado y vino
La bandera en Rostov del Don, Rusia.

Uno de los momentos que más recuerda fue en Rostov del Don, cuando festejaron la clasificación a segunda ronda. “Conseguimos un parrillero en un hostel, compramos carne y vino de Rusia y éramos 15 uruguayos festejando con la tradición”.

Documento propio.

Hubo un momento en el que el plan de la bandera casi se trunca. “Como FIFA no deja entrar banderas de más de dos metros por uno, habíamos cancelado el proyecto”, cuenta Sebastián. Pero él mismo leyó en un foro que una persona había hecho un trámite y que enviando información sobre la bandera al comité organizador se podía obtener un permiso.

Finalmente les hicieron un documento que tenían que presentar en cada partido y el primer día ‘Asado y Vino’ casi se les prende fuego. “Técnicamente tenía que estar hecha de un material ignífugo”, explica Sebastián y entre risas cuenta que en Ekaterimburgo “se la llevó un policía para probar que así fuera, pero por suerte lo frenaron”.

Los jugadores de la selección saben de la bandera, aunque desde el grupo solo han tenido contacto con uno. “Rafa Villanueva nos prometió que si pasábamos a cuartos de final pagaba el asado y a la vuelta cumplió; hicimos un programa y la sorpresa fue que vino el ‘Cebolla’ Rodríguez y sí, nos dijo que veían la bandera”.

Entre los que empezaron y los que se fueron sumando, tienen un grupo de WhatsApp y según Sebastián se llama como la próxima competencia que tendrá Uruguay. “Se creó en enero de 2014 y se llamaba ‘Brasil 2014’; después ‘Estados Unidos 2016’, ‘Rusia 2018’; y ahora se llama ‘Brasil 2019’ y seguramente en un par de meses se llame ‘Qatar 2022’”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)