Copa América

Capitán, no te extrañaron

Coates y “Josema” realizaron un buen trabajo, anticiparon, cortaron y, el de Atlético de Madrid, anotó de cabeza el 1-0.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Giménez celebra el gol y lo acompaña Coates. Foto: EFE

La influencia de Diego Godín en el equipo, ya no solo por llevar la cinta de capitán sino por la seguridad que brinda a la última línea, generaba interrogantes que no parecían tener respuestas… ¡hasta que aparecieron Coates-Giménez! Y asunto arreglado.

En el partido entre Uruguay y Paraguay que cerró la participación de los celestes en el grupo C de la Copa América y lo clasificó a cuartos de final, la dupla de zagueros apareció en su máxima expresión y ya no solo brindó la seguridad que necesitaba el arco de Fernando Muslera, sino también llenó de gol la garganta de los uruguayos, cuando a los 28’, José María Giménez estableció de cabeza el 1-0.

Sebastián Coates ingresó por Godín, suspendido por acumular dos tarjetas amarillas (Jamaica y Argentina), y se desempeñó como zaguero por derecha. Giménez abandonó su lugar tradicional en la zaga y pasó a ocupar el de Godín, como zaguero izquierdo.

Los defensas mostraron seguridad. Anticiparon, cortaron, ganaron por arriba y por abajo, en una buena producción.

Una de las pocas fallas surgió cuando a los 44’, Giménez perdió ante Lucas Barrios y el paraguayo anotó de cabeza el empate. Antes del tanto, el guaraní le cometió falta al de Atlético de Madrid.

Ante la ausencia del capitán, el que llevó el brazalete fue Maximiliano Pereira.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)