NBA

Los Warriors dieron el paso que faltaba para disputar la final más esperada de todas

La victoria en el séptimo juego sobre Houston Rockets por 101-92 le posibilitó a Golden State definir otra vez el Anillo de la NBA ante los Cavaliers de LeBron James.

Stephen Curry celebrando el pasaje a otra final más de la NBA

Los campeones Golden State Warriors vencieron a los Houston Rockets por 101-92 para ganar la serie del Oeste por 4-3 y avanzar a la final de la NBA contra los Cleveland Cavaliers de LeBron James.

Con 34 puntos de Kevin Durant y 27 con 10 asistencias de Stephen Curry, los Warriors tienen ahora la oportunidad de revalidar su título logrado el año pasado ante los propios Cavs.

Los Warriors ahora tienen balance de 5-5 en su historia en séptimos juegos de series de postemporada, pero desde 2015 el record es mejor aún ya que les favorece 5-1 en estos partidos.

Esta fue también la cuarta vez desde 1970-1971 que Golden State disputa el Juego 7 en las finales de Conferencia del Oeste y primera vez que lo hacía fuera de casa.

En postemporada como visitantes, los Warriors tienen balance de 60-102, incluyendo 22-14 desde 2015.

Cada vez que un campeón vigente de la NBA enfrenta un Juego 7 de finales de Conferencia ha ganado. El balance global desde 1984 es ahora de 9-0.

costó

Warriors de menos a más

Los Rockets, aprovechando su condición de locales y sin contar con Chris Paul, terminaron al frente en el primer cuarto 24-19, gracias a 14 puntos de su astro James Harden, líder anotador de la temporada regular.

Manteniendo después su agresividad en el segundo cuarto, los Rockets abrieron ese tramo con una ofensiva de 10-4 ya a los cuatro minutos tenían una ventaja de 11 puntos (34-23).

A pesar de que Harden fue un poco controlado en el segundo cuarto -sólo anotó dos puntos- los Rockets se fueron al descanso intermedio manteniendo la ventaja de 11 tantos (54-43).

Los campeones fueron después tomando presión y arrancaron el tercer parcial con un ataque de 15-7 para acercarse a solo tres puntos (61-58).

Empero, faltando cuatro minutos y medio para el pequeño descanso Durant y Curry encestaron sendos triples, el primero para empatar 61-61 y el segundo para irse arriba por primera vez 64-61.

Los campeones apretaron el acelerador en el tercero y al terminar ese tramo ya comandaban las acciones 76-69, gracias a otro enceste de Durant.

Durant terminó los último minutos del partido con tres de cuatro tiros libres para sellar el marcador de los campeones y le robó también el balón a Trevor Ariza en el último segundo para llevarse el boleto para la gran final.

Curry anotó siete de 15 triples (21 puntos) y el francotirador lleva 42 juegos seguidos de postemporada como visitante con al menos un triple. El récord estaba en solitario en poder del ya retirado Reggie Miller (42).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)