BÁSQUETBOL

Lo que se vio de la selección fue solo un adelanto

Desde la agresividad en el juego de Puerto Rico al bajo nivel colectivo celeste; lo del viernes poco contaba.

Foto: @FibaAmericas
Foto: @FibaAmericas

Fue solamente una muestra, un testeo de lo que será el gran duelo de mañana por el tercer cupo del Grupo E para el Mundial. Puerto Rico tuvo un partido áspero contra Argentina, a quien le ganó en la hora y con un juego agresivo; mientras que Uruguay no tuvo un gran accionar, pero tampoco jugó con toda su intensidad ante un México sin presión pero sí con precisión.

A considerar: cómo terminó el partido en el coliseo Roberto Clemente de San Juan, con un público que hizo sentir la presión de la clasificación pese a que no se la jugaba precisamente contra Argentina. A falta de segundos para el final y con un solo punto de ventaja para el local, miles de papelitos picados volaron por los aires y enfriaron el final. Una decisión del juez a favor de los boricuas le terminó dando el partido por ganado, frente a la protesta de algunos jugadores argentinos.

En cuanto al juego, Puerto Rico mostró caras nuevas que se acoplaron al sistema de Eddie Casiano, aunque no tuvieron altos niveles jugadores determinantes. Lejos estuvieron de su efectividad de tiro de tres David Huertas (que complicó a Uruguay en Montevideo) y Javier Mojica, sin ningún triple encestado entre ocho intentos entre ambos pese a ser dos de los tres líderes en este aspecto.

Por otro lado, Uruguay se tomó el partido del viernes casi como un amistoso de nivel. La rotación en exceso del plantel no será igual el lunes, donde jugadores de peso como Bruno Fitipaldo (el viernes con 18’), Esteban Batista (17’), Mathías Calfani (23’), seguramente superarán ese número y así también tendrán otro aporte. Cabe señalar la importancia de los buenos rendimientos vistos de los hombres que entraron desde el banco, que pueden ser determinantes por momentos en San Juan, donde la solidez y agresividad defensiva celeste deberá ser otra para bajar la efectividad anotadora puertorriqueña.

Lo bueno y lo malo del juego ante México.

Lo más importante para destacar del juego del viernes es que Magnano tendrá a todos disponibles. Los 12 convocados terminaron sin problemas físicos y hasta Hatila, que tenía alguna molestia, tuvo minutos. En ese sentido, minutos sumaron todos y muy repartidos. Así aparecieron buenos aportes con muchas soluciones desde el banco con Vidal y Souberbielle. También aparecieron números altos en Parodi (máximo anotador con 18 puntos, 4/8 en triples y 4/4 en libres) y buenos minutos en Joaquín Rodríguez (segundo máximo con 12 unidades; 3/5 en triples, 3/3 en libres).

Fue la primera prueba de Uruguay, no era el juego decisivo. Pero sí el viernes los de Rubén Magnano debían comenzar a aceitar las partes para preparar el juego del lunes y no encontraron rendimientos ni individuales ni colectivos que puedan hacer frente al gran desafío del lunes. ¿Hay recursos para hacerlo? Claro que sí. Pero ante México, Esteban Batista estuvo lejos de ser el reboteador incontrolable que debe ser y el equipo no estuvo sólido en defensa como debe hacer para bajar el marcador del rival a 60 puntos, así como es la intención para el duelo ante los boricuas. Los triples fueron decisivos (16 hechos).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)