EL METRO

Urupan y un ascenso con título incluido en memoria de "Pompo" Hernández

A seis años de la muerte de su leyenda, el equipo de Pando llega por primera vez a la máxima categoría casi 97 años después de una curiosa fundación.

Urupan campeón
Urupan campeón. Foto: @urupanpando

Hace seis años Pando estaba de luto. Su basquetbolista leyenda, Víctor Hernández, fallecía a los 70 años. Es el héroe máximo de la ciudad y sobre todo de Urupan. Aquel 27 de octubre de 2014 el club en el que “Pompo” se había formado se esforzaba por ser protagonista en la Divisional Tercera de Ascenso (DTA), pero las esperanzas de subir no eran muchas.

Justo unos días antes del aniversario de la muerte de Hernández el club pandense vive una realidad muy distinta, porque está en sus horas más gloriosas, aquellas que se imaginó sobre finales de la década de 1950 cuando un muy joven “Pompo” hacía maravillas en la liga local, pues la institución aún no estaba afiliada a la Federación Uruguaya de Básquetbol (FUBB).

El pasado viernes Urupan había asegurado el histórico ascenso a la Liga Uruguaya de Básquetbol (LUB) 2021-2022. El casi centenario club (nació el 30 de enero de 1924) nunca ha jugado en la máxima categoría del baloncesto y el triunfo por un contundente 80-67 sobre Cordón en el tercer punto de los playoffs significó un paso gigante. Pero todavía quedaba lo mejor.

Hasta el momento, Urupan tenía como hitos principales el primer ascenso logrado en la FUBB —a la que se afilió en la década de 1970, luego de inaugurado el gimnasio Santiago Cigliuti en 1971— en 1984 desde Cuarta a Tercera de Ascenso. Un año más tarde perdió la categoría y en 2000 volvió a subir un escalón.

Con la creación de la DTA pasó a ser protagonista de este certamen y luego de muchos años de un lento pero exitoso proceso, en 2019 logró su hasta entonces gran hazaña: llegar a la segunda categoría, El Metro.

El año pasado definió el título de la DTA, pero fue vencido. Igualmente, la meta estaba cumplida. Y el 2020, con el apoyo de un grupo de socios que desde hace mucho tiempo viene trabajando para el club, fue tiempo de apostar fuerte.

Urupan trajo a un técnico ganador como Esteban Yaquinta, sacudió el mercado al contratar al argentino Agustín Caffaro (integrante del seleccionado albiceleste vicecampeón del mundo el año pasado en China), se encontró con el ascenso y con un doble premio: volver a jugar una final y ante el equipo que lo había vencido el año anterior, Olivol Mundial.

Un escalón más arriba del que ocupaban en 2019, había revancha para los pandenses y la tomaron. Ya sin Caffaro —quien con el ascenso asegurado se marchó a su país para defender a San Lorenzo— pero con una gran motivación basada en el muy buen juego colectivo que le había permitido terminar con el número 1 de la temporada regular, Urupan se impuso el lunes 91-66 a Olivol Mundial y se coronó campeón del Metro. En esa condición llega a la LUB.

Yaquinta fue elegido como el mejor entrenador y Nicola Pomoli como el MVP del Metro, pero hubo otras figuras que brillaron a gran nivel como Caffaro, Hernando Cáceres, Federico Soto y Claudio Charquero, quien siendo muy joven había integrado el equipo de Urupan que en 2000 había conseguido el ascenso a Segunda.

A poco más de tres años de cumplir 100 años de vida, el gran desafío ahora para los pandenses es mantenerse en el círculo de privilegio para celebrar su centenario allí. Toda la “ciudad industrial” tiene este sueño de ser un cuadro de la elite que nació viendo jugar a “Pompo” Hernández y que hoy, con él en el corazón, piensa cumplir.

"Urupan de Pando, Urupan de todos"

El presente de Urupan no es casualidad, sino que comenzó a forjarse hace ya más de 10 años, cuando un grupo de socios jóvenes deicdió comenzar a trabajar por el club. Fue en 2009 que comenzaron las reuniones con un objetivo: mejorar las instalaciones del estadio Santiago A. Cigliuti, todo un emblema de la ciudad. Ubicado en el corazón de Pando (Ituzaingó y Ferreira Aldunate, frente a la plaza principal), había que aggiornarlo. Entonces se comenzó a trabajar bajo el lema “Urupan de Pando, Urupan de todos”. Y allí comenzó la campaña de recaudación y las gestiones ante el Ministerio de Transporte y Obras Públicas para un convenio que permitiera la renovación del estadio cerrado, las cuales tuvieron éxito. En abril de 2018 el Cigliuti presentó su nueva cara, con un moderno piso y una iluminación que es de las mejores del país.

PERFIL

Víctor Hernández, el pandense que le ganó a Real Madrid

Víctor Hernández ha sido la gran inspiración de los basquetboleros pandenses. Nació en el club, pero su brillante carrera no la hizo allí. Nacido el 1° de marzo de 1941, disputó tres Mundiales, cinco Sudamericanos y un preolímpico con Uruguay con compañeros a otras leyendas como Oscar Moglia, Washington Poyet, Manuel Gadea y el “Chumbo” Omar Arrestia. En Urupan estuvo hasta los 17 años, cuando marchó a Sporting Club, club con el que logró el mayor éxito clubista internacional al vencer en la Copa Intercontinental a Real Madrid en 1965. Luego defendió a Aguada y finalmente se marchó a Argentina, donde también se convirtió en leyenda al lograr el Campeonato Argentino de Clubes en 1977. Se retiró en 1982 y el 27 de octubre de 2014, a los 70 años, falleció en Montevideo.

Víctor Hernández
Víctor Hernández, al medio, entre Manolo Gadea y Walter Márquez.

El nacimiento de Urupan fue con un hermano gemelo

Urupan comenzó a forjar su historia el 30 de enero de 1924 de una manera muy singular, insólita y que seguramente debe ser única entre las instituciones deportivas, pues su nacimiento fue al mismo tiempo que la de otro club que nació como hermano gemelo.

En la década de 1920 el básquetbol comenzaba a atraer a los jóvenes pandenses, quienes concurrían a la plaza de deportes para practicarlo bajo las directivas del profesor don Domingo Macagno. Al iniciarse el año 1924, comenzó a desarrollarse el proceso fundacional.

El 30 de enero, en una histórica reunión en la casa de Reinaldo Borreani, el profesor Macagno reunió a los basquetbolistas pandenses con la finalidad de formar dos clubes: el Club Social y Deportivo Urupan y el Club Atlético Pando.

Utilizando una galera, se sortearon los colores y los integrantes de cada equipo. Así se definió que Urupan sería blanco y verde y Pando celeste y amarillo. Luego se introdujeron los nombres de los basquetbolistas y Mario Barnech, Jaime Escuder, Cesar Falconi, Abel Barnech y Alfredo Borreani se convirtieron en los primeros jugadores de Urupan.

Así se fundaron en el mismo momento las dos instituciones, con la particularidad de que hermanos y familiares pasaron a estar en filas opuestas, dando inicio a una rivalidad que se hizo muy fuerte en los primeros años.

El club
También es protagonista en futsal
Club Urupan

Urupan no solo es un club de básquetbol, sino que ha albergado otras disciplinas como hándbol, boxeo, ciclismo y fundamentalmente futsal. En 1971, con la construcción del gimnasio Santiago A. Cigliuti, la institución se convirtió también en un animador del entonces fútbol de salón. Hoy, con el cambio de nombre de la disciplina a futsal y afiliado a la Asociación Uruguaya de Fútbol, es uno de los protagonistas principales. En los últimos dos años, con la llegada de Miguel Aguirre Zabala a la dirección técnica, ha disputado las semifinales y ha desarrollado buenos jugadores, algunos que integran las selecciones nacionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados