BÁSQUETBOL

Un triple en la hora lo dejó casi adentro

Aguada estuvo abajo durante todo el partido, pero faltando 2 segundos puso tres puntos que lo ponen tercero en el grupo pero con dos victorias que lo dejan prácticamente clasificado.

El grito de Demian Álvarez con el triple en el final. Foto: FIBA
Faltaban cinco segundos para el final del partido y Aguada caía por 76-77

Comenzó con un 27-9 a favor de Pinheiros que parecía augurar un complicado trámite para el aguatero, pero poco a poco los dirigidos por el Fernando Cabrera fueron poniéndose a partido hasta quedar a tan solo un punto en el tercer cuarto y luego el gran cierre.

Una notoria mejora defensiva y una gran actuación de Jeremis Smith fueron claves en la reacción local, que también tuvo a los recambios de Miguel Barriola y Diego García como piezas importantes.

El público tuvo un vibrante último cuarto en el estadio de Aguada, en el cual el equipo uruguayo estuvo asediando al brasileño, intentando en varias oportunidades sacarle la ventaja del partido. Sin embargo, las virtudes de los visitantes aparecían en momentos claves para aplazar el festejo aguatero... que llegó en el momento más eufórico.

Faltaban cinco segundos para el final del partido. Aguada estaba apenas dos abajo y con la pelota en posesión. El “Hechicero” pidió un minuto para planificar la jugada del partido. Así Demian Álvarez con un triple sentenció a Pinheiros, dejándolo con solo dos segundos de posesión y a Aguada con la casi segura clasificación (78-77).

Ahora, el aguatero deberá esperar la semana próxima a que se juegue el Grupo "C" que comparte Malvín con Estudiantes Concordia de Argentina, Vitória de Brasil y Guaros de Lara de Venezuela para confirmar que clasificará como el mejor tercero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados