LOS ÁNGELES

El tributo del corazón de los hinchas para Kobe Bryant

Miles de personas transformaron a la ciudad en un tributo gigante para el basquetbolista y así demostraron su amor eterno por la estrella.

El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna
El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna
El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna
El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna
El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna
El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna
El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna
El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna
El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna
El adiós entregado por miles de aficionados a Kobe Bryant y a su hija Gianna

Miles despidieron a Kobe Bryant y a su hija Gianna. Hubo estrellas del deporte, de la música y también del espectáculo que acudieron al Staples Center, la segunda casa de la estrella del básquetbol mundial, para ofrecer su último adiós. Adentro del escenario 20.000 personas acudieron al tributo denominado "Celebración de la vida", afuera, en las calles, el amor popular fue tan impactante como los discursos de Vanessa Bryant, la viuda, y el de Michael Jordan.

Miles de personas se reunieron en varias partes de la zona metropolitana de Los Ángeles, para ofrecer sus muestras de amor. Kobe será recordado con amor y con tristeza. Con dolor y con admiración. Aquellos que supieron disfrutar de su magistral carrera de 20 temporadas en la mejor liga del mundo dejaron bien en claro que Kobe alcanzó un nivel de idolatría reservada para los elegidos.

Los hinchas demostraron su creatividad y pasión para convertir a Los Ángeles en un tributo gigante para Kobe. Mensajes escritos en remeras, paredes, gorros. Ropa y piel grabada con el nombre del ídolo. Flores, murales, peinados, oraciones. Lágrimas, llantos, silencios que calaron el alma. Gritos feroces para que el nombre de Kobe atronara con mayor fuerza que todas aquellas jornadas en las que su destreza como basquetbolista les había permitido vivir una jornada fantástica.

Pósteres en las calles. Decenas de fotos enmarcadas. Remeras negras con los números 2 (Gianna) y 24 (el de los últimos 10 años de Kobe en la NBA). Carteles caseros: "Kobe and Gianna for ever". Celebración, tristeza. El tributo más sentido. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados