básquetbol

El sueño ya es real

Con un gran esfuerzo, la Unión de Veteranos está construyendo su propio gimnasio, el único en todo América.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Gimnasio de la Unión de Veteranos de Básquetbol se inaugurará dentro de dos meses. Foto: F. Ponzetto

En Uruguay hacer este gimnasio a pulmón como lo hicimos nosotros es imposible, lo que pasa es que tuvimos la ayuda de los ministerios y de la Intendencia de Montevideo", dijo con el orgullo pintado en la cara José "Cacho" Moreria a Ovación sobre la nueva obra que se está por ver en La Blanqueada: un gimnasio construido por y para los veteranos.

Moreira es uno de los 700 afiliados que tiene la Unión de Veteranos de Básquetbol del Uruguay (UVBBU), aunque no todos entrenan y compiten.

Hasta ahora, los veteranos entrenaban en varios gimnasios de algunos de los clubes, donde alquilaban horas de gimnasio. Malvín, Cordón, Trouville y 25 de Agosto son algunos de los lugares donde se desarrollan las actividades.

Hoy día las categorías son de diez en diez, es decir, +35, +45, +55 y así hasta llegar hasta +75, pero en la mayoría de los casos algunas diferencias de edad son muy importantes, por lo que se quiere comenzar a dividir de cinco en cinco. igual que se hace en los campeonatos mundiales

"La idea es dividir las categorías de cinco en cinco y ahora con el gimnasio nuevo lo podemos hacer porque no vamos a tener el problema de alquilar las canchas", afirmó Nelson Silva, presidente de la UVBBU sobre la gran ventaja de tener un lugar físico propio para jugar.

"Además tenemos en carpeta realizar un campeonato 3X3, en donde ya existe un reglamento, por lo que lo único que se espera es contar con las instalaciones para desarrollar también ese evento", declaró "Cacho" Moreira.

El ministerio de Transporte y Obras Públicas y el de Deporte, además de la empresa ANCAP, entre otras, dieron su apoyo para financiar la obra, pero el esfuerzo más grande lo hicieron ellos, poniendo plata de su bolsillo y vendiendo bonos colaboración, que iban desde los 100 a los 1000 dólares y ellos aseguran que se vendieron muchos.

"Los veteranos han puesto muchísimo dinero, pero muchísimo, para terminar una obra muy grande", comentó Silva al respecto de esa inversión que entre todos la transformaron en "su casa".

El costo total ronda los 600.000 dólares, pero el orgullo de tenerlo y de saber que lo hicieron desde su propio bolsillo y muchos de ellos trabajando gratis, realmente es impagable.

La Unión de Veteranos actualmente tiene 28 equipos. El más ganador es Biguá, que tiene 16 campeonatos de Maxibásquetbol, seguido por Trouville que tiene once y tercero está Cordón con diez.

La felicidad se nota en sus caras, el hecho de estar ahí presentes y ver cómo la obra crece y crece les genera una alegría incontenible. ¿Quién iba a imaginar que 36 años después de su fundación, los veteranos tendrían su propio estadio? La respuesta es simple: el proyecto siempre estuvo; la predisposición y las ganas fueron fundamentales para llevar a cabo semejante realización.

Consiguieron apoyo, invirtieron dinero y mucho tiempo para dedicarle. Además, muchos de los integrantes volcaron sus servicios de forma gratuita, lo que fue una ayuda importantísima para el proyecto.

"Tenemos la suerte de que dentro de la Unión tenemos técnicos, arquitectos, ingenieros, contadores, que han sido todos honorarios", expresó Moreira.

Aún no se conoce de qué forma se van a dividir los horarios con las distintas categorías, pero se pretende que todos tengan su propio espacio y se intentará contar con profesores para fortalecer la parte física además de la deportiva.

Obras.

La UVBBU se fundó hace 36 años, en 1979, y dentro de aproximadamente dos meses inaugurará en un predio cedido por la Intendencia en la calle Jaime Cibils y Cádiz su gimnasio propio, el primero y único de América, donde entrenarán más de 400 personas, que van desde 35 a 75 años de edad.

"Está hecho exclusivamente para los veteranos. Somos tantos que debemos organizar los horarios y si quedan algunas horas libres evaluaremos alquilar el gimnasio", cuenta Silva.

Las paredes se están terminando de pintar y también se siguen construyendo las tribunas. Se prevé que el estadio albergue alrededor de 300 personas y las luces aún faltan por colocarse algunas, pero vienen a buen ritmo.

Pero la obra no es solamente el gimnasio propiamente dicho, también tiene dos amplísimos vestuarios con casilleros donados por el Club Biguá y otros cuatro baños, diferenciados entre hombres y mujeres, así como también una sala de reuniones para fortalecer el ambiente social que se genera.

También hay baños y vestuarios para personas con capacidades diferentes, con duchas y otros accesorios especiales para que ellos puedan utilizarlos.

Otro aspecto, uno de los más importantes a la hora de generar un buen clima entre ellos, es la realización de una barbacoa para los tiempos libres y hacer comidas entre todos. "Esto que hicimos ya está, pero para poder seguir ampliando las obras y hacer todo lo que tenemos en mente precisamos que la gente continúe con el apoyo y la colaboración que hasta ahora nos han dado", acotó Silva.

Contraste.

La Unión de Veteranos dentro de dos meses va a tener su lugar propio para los entrenamientos y los campeonatos, algo que difiere con lo que pasa con la Federación Uruguaya de Básquetbol, que no posee lugar físico. "Se trabajó en serio para tratar de conseguir eso, pero no se pudo lograr", indicó Silva.

Irán al Mundial de Orlando a competir, pero también a pasear.

Del 20 al 30 de agosto de este año se disputará en Orlando, Estados Unidos, el 13° campeonato mundial de Maxibásquetbol, torneo que albergará a 211 equipos entre las categorías desde +30 hasta +75, divididas cada cinco años. El complejo donde se jugarán los partidos cuenta con 12 gimnasios y está ubicado dentro del Parque de Disney, una construcción realmente impresionante para un evento de una magnitud muy importante.

La categoría con más equipos es la de +50, donde participan 31 selecciones, y la que tiene menos selecciones es la de los más grandes, los +75, donde únicamente juegan cuatro países; Estados Unidos, Rusia, Brasil y Uruguay.

La selección en este caso es motivo de orgullo, porque en el caso de esta última categoría los equipos participantes son potencias mundiales y Uruguay está metido entre ellas.

En la categoría de +60, la selección integrará el Grupo D, junto a Ecuador, Colombia y Alemania B.

Los objetivos no importan, "somos conscientes de la categoría de los rivales, vamos a ir a competir y a pasar bien. Yo voy con mi señora y mis hijos y muchos van a hacer lo mismo", dijo "Cacho" Moreira.

Los celestes llevarán diez equipos, entre los que se encuentran dos de mujeres que participarán en la categoría +30 y en la de +50.

La delegación uruguaya estará integrada por 300 personas, porque muchos de los jugadores aprovechan para ir con sus familiares y disfrutar del viaje haciendo paseos y divirtiéndose por los magníficos parques que tiene esa ciudad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)