BÁSQUETBOL

Puerto Rico eligió un estadio histórico y chico para “la final”

Así preparan los boricuas el mano a mano con Uruguay: con cancha repleta, cuidando el reboteo de Batista y adaptándose a las bajas.

El entrenador de Puerto Rico, Eddie Casiano.
El entrenador de Puerto Rico, Eddie Casiano. Foto: FIBA

Es un mano a mano. Puerto Rico y Uruguay llegan en igualdad de condiciones a la última ventana (racha 6-4) con el duelo entre sí en la última fecha. Los uruguayos piensan más en el partido contra los boricuas que ante los mexicanos y los portorriqueños más en los celestes que en Argentina.

¿Qué es lo que preocupa a Puerto Rico de Uruguay? El reconocido periodista puertorriqueño Jesús “Chu” García sostuvo: “El choque uruguayo-borincano del lunes es prácticamente el que regala el pasaporte chino, en una noche en que habrá un (estadio) lleno hasta el techo, que podría ser arma de doble filo por la tendencia boricua del individualismo y desechar el colectivismo frente a un club que gobierna Esteban Batista, en ambos canastos”.

Si bien el pívot de 2,08 m no es el más alto del partido (Ricardo Sánchez con 2,13; Carlos López con 2,11; Jorge Díaz con 2,11) en el anterior duelo en noviembre capturó nueve rebotes, más que nadie. Siete en defensa y dos en ataque (en donde lo superó Kiril Wachsmann con cuatro). Además fue líder celeste en puntos con 19.

Según García, Puerto Rico “necesita apoyarse en todo momento, defender a brazo partido y rebotear grupalmente”.

Por su parte, la Federación eligió recibir los dos partidos en el coliseo Roberto Clemente (para 9.000 espectadores) frente al José Miguel Agrelot (de 18.900). “Se habló con jugadores, con el staff, con algunos auspiciantes. Se tomó en consideración la parte económica y que en el Clemente estamos invictos. Es un lugar histórico donde se han dado grandes victorias. Hemos clasificado a Olimpiadas, Mundiales y ganado medallas de oro”, puntializó el presidente Yum Ramos.

Eddie Casiano, seleccionador de Puerto Rico, piensa primero en el juego de mañana ante Argentina. “Estamos hablando de la ofensiva y de la defensa. Se cambiaron algunas cosas por el contrincante y se habló bastante de las deficiencias que tuvimos en los partidos que jugamos con ellos. Esperamos defender nuestra cancha”, dijo.

La principal meta es el entendimiento de la táctica por parte de los jugadores. “Lo bueno es que están todos en forma. Lo malo es que están todos jugando en sus diferentes ligas, acostumbrados a jugar en diferentes sistemas. Tengo que buscar que ellos caigan en el sistema que nosotros queremos hacer en 72 horas, pero son bastante maduros, saben lo que tienen que hacer y la responsabilidad que tienen”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)