BÁSQUETBOL

Las palabras de García Morales tras el choque: “Es increíble que esté contando esto”

"Para mí fue una desgracia con un poco de suerte", habló el basquetbolista luego del accidente del pasado 30 de enero, por el cual recibió mucho apoyo. "Ves el apoyo de toda la gente y es impresionante", afirmó. A la vez, aseguró que volverá a jugar.

Leandro García Morales
Foto: Francisco Flores

Leandro García Morales dejó sus primeras palabras a los medios este jueves en 100% Deporte de Sport 890 a 15 días del accidente sufrido en la ruta en Argentina, en el camino de vuelta a Uruguay luego de terminar su contrato con Instituto de Córdoba. Ya inició la recuperación luego del alta médica. "Por ahora estoy bastante tranquilo, no puedo hacer mucha cosa todavía. Estoy tomando distancia de lo que el momento feo del accidente, ya más tranquilo en mi casa", comenzó.

Cómo fue el choque.

"Estaba el tema de la lluvia, un poco, pero era un día normal, no daba para parar. Son situaciones que pasan de un segundo para el otro, hace muy difícil zafar. No hubo posibilidad de zafar del accidente".

"En un segundo se me pasó para mi vía, quedó a contramano a más de 100 km/h. Así es difícil reaccionar de un segundo para el otro. Fue difícil no chocar de frente".

"Por lo menos para mi, fue una desgracia con un poco de suerte. Lamentablemente la otra persona falleció en el choque, una desgracia. Todavía no sabemos bien (qué pasó) porque no está la pericia policial que va a determinar qué pasó. Por lo menos sobrevivimos nosotros".

El instante posterior.

"Increíblemente, si bien tengo muchísimos golpes, fue bastante fea la situación por la sangre, pero no me pasó nada nada grave. Es increíble que te esté contando esto si ves el auto cómo quedó. Hay sí una parte en el momento que choqué que no recuerdo muy bien hasta que paró el auto y quedó todo en silencio, hasta que traté de salir del auto. Pero creo que no perdí el conocimiento".

La ayuda recibida.

"Realmente la gente en la ruta... es una ruta difícil que la gente la utiliza todo el tiempo y están acostumbrados a que ocurran accidentes, entonces la gente para enseguida. No pude retener el nombre de la gente que estaba ahí ayudando porque después fue una locura, con los bomberos, con todo...".

"Pero empezando por ellos, ha sido todo de una ayuda impresionante. Incluso en la ciudad donde estábamos, que demoró en llegar el auxilio porque estábamos como a 50 km de la ciudad más cerca. En el rato que estábamos esperando, la gente nos ayudó un montón porque es realmente el momento en el cual cuesta pensar. La gente nos dio una mano enorme para aguantar esa hora. En manos de los médico ya fue diferente".

"También tuve la suerte que el "Pata" Pereira, que es mi agente, estaba en Buenos Aires y pude contactarlo enseguida. A veces lo llamo mil veces y no lo puedo contactar, ja, ese día lo llamé una vez sola y me atendió. En un par de horas estaba ahí. Dejé todo en manos de él y me quedé tranquilo. Estaba muy dolorido y era difícil hacer la parte logística para volver a Uruguay. Esa misma noche viajamos toda la noche en ambulancia para el hospital acá".

La comunicación con la hija.

"Fue de las primeras cosas que intenté hacer. No pensé que la noticia fuera a trascender tan rápido. Después que hablé con Claudio (Pereira) para que se encargara de las cosas, hablé con ella para avisarle que no iba a llegar porque ella me estaba esperando que hace un tiempo que no nos veíamos. Y avisarle lo que había pasado. Después se hizo público todo y es más difícil de darle las noticias de a poco para que no se enterara de golpe. Igual, como estaba bien, enseguida me escuchó y no pasó nada".

Apoyo de amigos, conocidos, hinchas y más.

"En el momento es difícil pensar en lo que pasó, porque de un segundo para el otro estás todo roto. Después tomás distancia y los médicos y todo el mundo te dice 'choque de frente en la ruta es prácticamente muerte', entonces haber zafado de esa te da otra perspectiva. Después llegás acá, ves el apoyo de toda la gente y es impresionante".

"A veces uno no se da cuenta que es bastante conocido, por lo menos en el mundo del básquetbol. Me sorprendió mucho la cantidad de gente que me brindó apoyo, que me llamó o fue al hospital. Tuvieron que suspender la gente que entraba al hospital porque era una locura. También muchos equipos donde estuve, gente que conocí también es un poco esperable porque se genera una relación que va por fuera del básquet. Pero equipos donde no jugué y para la gente soy rival de turno, por ahí no esperás que la gente deje de lado la rivalidad y te mande un saludo y se preocupe, se pongan a disposición".

El diagnóstico.

"Con los golpes y los dolores, en principio pensé que estaba muy mal de los hombros y las costillas, por ahí me había reventado algo. Todavía estoy bastante dolorido. Después del trabajo de los médicos pudimos descartar un montón de cosas. De urgencia tenía fracturada la mano y estoy con la rodilla tratando de recuperarme sin pasar por cirugía de nuevo, pero tampoco sería tan grave porque en definitiva me salió regalada".

¿Volver a jugar?

"Todavía no estoy pensando en el tema de jugar porque todavía me falta mucho. Yo sé que voy a jugar de vuelta, no estoy pensando en no jugar más. A no ser que me pase algo en la recuperación. Para la próxima Liga (Uruguaya) hay muchos meses por delante. Cuando se vaya armando la Liga que viene pensaré un poquito más. Venía a unas semis vacaciones, aunque se complicó".

Equipo en Argentina y Uruguay.

"Con Instituto no rescindí, mi contrato era hasta febrero y tenía la idea de terminar este año más temprano y descansar. Ponerme al día con mi hija con un viaje que teníamos pendiente. Si había un contacto con el "Pata" no iba a prosperar nada porque yo no iba a jugar acá".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)