Gabriel Baum

"Se puede un poquito más"

El presidente del Departamento Arbitral de la Federación Uruguaya de Básquetbol analizó el momento del arbitraje uruguayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Baum. Presidente del Departamento Arbitral de la FUBB. Foto: Agustín Martínez

Desde hace ya dos años, la Federación Uruguaya de Básquetbol ha iniciado un proceso para mejorar el arbitraje en la competencia a nivel local.

Baum, que dejó de ser árbitro profesional luego de la temporada 2012-2013, es el presidente del Departamento Arbitral de la FUBB, y tomó la responsabilidad de llevar adelante esa iniciativa.

Para ello, a partir de la temporada pasada se incorporaron varios elementos que ayudaron a acotar los errores humanos por parte de los jueces. "FIBA establece que con el uso de la tecnología se pueden afinar los errores humanos, que son parte del juego", expresó Baum, que también destacó la gestión de la federación y la empresa Tenfield para colocar monitores externos a la transmisión de la televisión para que los árbitros consulten sobre jugadas puntuales.

También se incorporaron evaluadores arbitrales y comisionados técnicos.

En Uruguay, la mesa de control está compuesta por delegados de los clubes. Los comisionados técnicos son neutrales, por lo que el juez podrá recurrir a ellos por cualquier situación. "Otro elemento que incorporamos fue la edición de los videos, cada árbitro podrá editar sus videos para analizarse a sí mismo en situaciones clave, y también para unificar criterios a la hora de pitar", declaró el Presidente del Departamento Arbitral a Ovación.

"En la Liga pasada hubo un 18% de mejora en el rendimiento arbitral, nuestro objetivo es que para la edición del año que viene mejoremos un 10% más", sostuvo Baum, que remarca que el balance en cuanto a los rendimientos es más que positivo.

Por eso, agrega que los cambios que se han dado en el referato "es causal y no casual, es producto del proceso que hemos desarrollado desde hace dos años". Además el recambio generacional ha sido muy positivo".

El Director de FIBA Américas le aseguró a Baum que Uruguay estaba "varios pasos por encima de otros países con respecto a este tema", lo que enorgullece al exjuez, y a propósito de eso, en la última clínica internacional que se realizó en Montevideo hace un mes, ocho árbitros uruguayos aprobaron el nivel para ser internacionales, récord mundial, porque nunca otro país había aprobado tantos árbitros en la misma clínica, y eso es un señal de que se está yendo por el camino indicado.

"El proceso continúa de forma metódica, planificada, focalizándonos en que la política que hemos construido en estos dos años continúe, y que incluso se acreciente" aseguró.

Pero Baum no se conforma, "siempre se puede un poquito más, hay que exigirles a los árbitros un poco más para seguir mejorando; suelo no estar conforme nunca", dijo.

El presidente del Departamento Arbitral tiene claro que éste es el camino por el cual hay que transitar, y que la manera de seguir mejorando es trabajar día a día, identificando los errores como siempre, y tratar de aprender sobre ellos, que para eso sirven.

Sobre la exigencias de la gente con los árbitros, afirmó que antes se los criticaba mucho más, aunque sabe que es una profesión muy exigente. "La gente y la prensa últimamente se han detenido más en aspectos centrales del juego, queremos que el árbitro sea un condicionante más en el partido".

Para triunfar a nivel internacional, el árbitro debe ser bueno en la competencia local, y eso lo sabe Baum.

Por eso, se debe mejorar el nivel interno del arbitraje, que a su vez ayuda a mejorar la calidad de la Liga Uruguay, "queremos que la Liga sea el producto estrella de la FUBB", remarcó.

Eso es simple, si se quiere un producto "estrella" hay que mejorar todo, y se están tomando buenas decisiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º