ESTADOS UNIDOS

Popovich critica falta de "liderazgo" de Trump y lo llamó un "idiota trastornado”

En medio de todo lo que se generó por la muerte de George Floyd, el entrenador de San Antonio Spurs le reprocha al presidente.

Gregg Popovich
Gregg Popovich

El entrenador de San Antonio Spurs, Gregg Popovich, se convirtió en el último profesional de la NBA que hizo público su sentir por la crisis surgida tras la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano, a manos de la policía de Minneapolis, y acusó al presidente Donald Trump de carecer de "liderazgo", ser un "idiota trastornado", un "tonto" y un "destructor".

No es la primera vez que Popovich le ha dedicado al presidente estadounidense duros adjetivos como haberlo llamado "cobarde sin alma" y alguien que "saca a relucir el lado oscuro de los seres humanos para su propio beneficio".

Pero Popovich, en esta ocasión, fue más allá al decir que "si Trump tuviera cerebro... saldría y diría algo para unir a la gente", mientras lamentaba lo que veía como una falta de liderazgo en las tumultuosas secuelas del asesinato de Floyd.

Lo que Popovich pareció encontrar particularmente irritante, como lo dejó claro en los comentarios publicados el lunes en "The Nation", fue la negativa de Trump a seguir las recomendaciones de tratar de calmar al país después de otra muerte de un hombre negro desarmado a manos de agentes de la Policía.

"Es increíble", valoró Popovich. "Si Trump tuviera un cerebro, incluso si fuera 99 por ciento cínico, saldría y diría algo para unir a las personas. Pero a él no le importa unir a las personas. Incluso ahora. Así de trastornado está. Se trata de él. Se trata de lo que lo beneficia personalmente. Nunca se trata del bien mayor. Y eso es todo lo que ha sido".

"Está muy claro lo que hay que hacer. Necesitamos un presidente que salga y diga simplemente que 'las vidas negras importan'. Solo diga esas tres palabras. Pero no lo hará y no podrá ", expresó el entrenador de los Spurs agregando que "no puede porque es más importante para él aplacar al pequeño grupo de seguidores que validan su locura".

El máximo responsable técnico de los Spurs también señaló que "el problema no es solo Trump, se trata del sistema que tiene que cambiar. Haré todo lo que pueda para ayudar, porque eso es lo que hacen los líderes. Pero no puede hacer nada para llevarnos por un camino positivo, porque no es un líder".

Popovich también denunció a otros tres políticos republicanos prominentes como son lo senadores republicanos Lindsey O. Graham, de Carolina del Sur; Ted Cruz, de Texas, y el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell, de Kentucky, al que atacó con mayor dureza.

En sus declaraciones a "The Nation", Popovich recordó que Graham y Cruz solían tener el "coraje" de calificar a Trump "no apto" para el cargo, pero ahora han "optado por ser invisibles y obsequiosos frente a esta carnicería".

"Al final, lo que tenemos es un tonto en lugar de un presidente, mientras que la persona que realmente dirige el país, el senador Mitch McConnell, destruye los Estados Unidos para las generaciones futuras", denunció Popovich.

"McConnell ha destruido y degradado nuestro sistema judicial. Ha tratado de destruir el cuidado de la salud. Ha destruido el medio ambiente. Él es el maestro y Trump es el títere, y lo curioso es que Trump ni siquiera lo sabe. Trump siempre quiso ser parte del grupo, pero McConnell es número uno del grupo y Trump se hace el tonto", argumentó Popovich.

Desde que llegó al puesto de entrenador de los Spurs, en 1996, Popovich ha ganado cinco campeonatos de la NBA, lo que le otorgó la mayor permanencia con el mismo equipo que cualquier entrenador en la NBA, NFL, NHL o Major League Baseball.

Sus 1.272 victorias en la temporada regular son las terceras más altas de todos los tiempos, y su porcentaje de triunfos es del 67,6 por ciento, le sitúa en el cuarto lugar entre los entrenadores con al menos cinco temporadas completas (410 partidos).

Uno de esos pocos entrenadores con un mejor porcentaje de victorias, Steve Kerr, de Golden State Warriors, también ha sido franco en asuntos sociales y en su desaprobación del tono y las políticas de Trump.

En respuesta a un tuit el lunes, Kerr elogió a su mentor y escribió: "Es por eso que es Pop. Como él me dijo una vez: "la vida es corta: o defiendes algo o no lo haces". Siempre ha defendido firmemente la justicia y la igualdad, y nos ha dado el coraje para hacerlo también".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados