BÁSQUETBOL

Parodi, el conductor estrella

El base fue clave para el triunfo de Hebraica que puso el 1-0 ante Aguada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hebraica Macabi y Aguada se enfrentan por cuarta vez en la temporada, ahora en finales.

Luciano Parodi se robó la primera noche de finales de la Liga Uruguaya de Básquetbol 2016-2017. El base de Hebraica Macabi fue la pieza clave para que su equipo ganara 89-76 sobre Aguada y esté 1-0 arriba en la serie al mejor de siete juegos.

Es que el sanducero fue por destrozo el mejor del encuentro que se jugó ante un Palacio Peñarol repleto.

Ya desde el comienzo del partido, el equipo de Leonardo Zylbersztein fue superior y siempre estuvo arriba en el marcador. Con un parcial de 4-0 arrancó el primer cuarto que luego lo terminó con ventaja de 21-15 en un período que tuvo cuatro triples consecutivos, tres de los macabeos y uno de los aguateros.

En el segundo cuarto y gracias al muy buen ingreso de Gonzalo Iglesias, el rojiverde acortó diferencias, pero con ataques rápidos y por momentos muy claros, Hebraica mantuvo la ventaja en el tanteador para irse al descanso largo dos puntos arriba: 40-38.

Parecía que se venía un tercer período para alquilar balcones, por la paridad y por la reacción de Aguada. Pero Parodi hizo añicos la paridad y sacó a relucir todo su básquetbol al servicio de Macabi.

El base anotó en estos 10’ de juego 12 puntos que se sumaron a dos asistencias para liderar a un equipo macabeo que llegó a tener 18 puntos de ventaja (63-45) y que terminó el período 66-51 arriba.

Con la ventaja, Hebraica entró a jugar el último cuarto muy distendido ante un Aguada que entre la desesperación, el mal humor y el aliento de su hinchada buscó la reacción.

Pero en el inicio, los macabeos tomaron 21 de renta (77-56) y liquidaron el partido, aunque luego se vino una tímida reacción liderada por Demian Álvarez, la gran figura aguatera. Ahí, el equipo de Fernando Cabrera llegó a estar a 11, pero no superó el malhumor y vio cómo su rival se quedaba con el punto.

En el final, el partido se picó con varias reacciones fuera de lugar, pero nada pasó a mayores, aunque quedaron los ánimos caldeados de cara al segundo juego que se disputará el viernes, a las 21:15, otra vez en el Palacio Peñarol.

Seguí las estadísticas en vivo aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados