NBA

Los Ángeles Lakers ganaron con autoridad la primera final de la NBA ante Miami Heat 

De la mano de Anthony Davis y LeBron James, el equipo angelino derrotó de manera contundente a los de Florida, que solo fueron competitivos durante los primeros seis minutos de la final. 

LeBron James en un duelo individual ante Jimmy Butler
LeBron James en un duelo individual ante Jimmy Butler. Foto: EFE.

No pudieron tener mejor comienzo Los Ángeles Lakers en su vuelta a las Finales de la NBA por primera vez desde el 2010 al conseguir este miércoles una victoria fácil por 116-98 ante los diezmados Miami Heat, en el primer partido de la serie que jugarán al mejor de siete.

Como se esperaba, la combinación del ala-pívot Anthony Davis y LeBron James, que aportaron 59 puntos, fue la clave que hizo que el partido siempre estuviese bajo el control de los Lakers.

Anthony Davis, que aportó 34 puntos, nueve rebotes y cinco asistencias, fue el líder del ataque balanceado de los Lakers, que tuvieron a cinco jugadores con números de dos dígitos, en lo que fue su primer partido en unas Finales de la NBA.

Mientras que LeBron James, que disputa las décimas en su carrera profesional, y busca su cuarto título de liga, se quedó a las puertas de un triples doble tras aportar 25 puntos, bajar 13 rebotes y repartir nueve asistencias.

El escolta Kentavious Caldwell-Pope anotó 13 puntos, el alero Danny Green tuvo 11 y el base reserva Alex Caruso terminó con otros 10 tantos.

Los Lakers no perdieron tiempo en demostrar que eran el mejor equipo sobre la cancha de la burbuja de Orlando al dominar en ambos lados del campo y en todas las facetas del juego.

El mensaje fue muy claro por parte de las estrellas James y Davis y no fue otro de que están listos no solo para conseguir el título sino asegurarlo lo antes posible.

Miami Heat, lejos de su rival y de su propia imagen

Los Heat tuvieron al alero Jimmy Butler con 23 puntos y cinco asistencias como su máximo encestador y el único que pudo competir al mismo nivel con las estrellas de la NBA. El resto desapareció.

Butler, a pesar de tener molestias en el tobillo izquierdo, que se torció en los últimos minutos de la primera parte, se mantuvo en la lucha permanente, pero el sólo no pudo hacer frente al poder ofensivo de los Lakers, que además dominaron dentro de la pintura y el juego interior al capturar 54 rebotes contra apenas 36 de los Heat.

El base reserva, el novato Kendrick Nunn anotó 18 puntos como segundo máximo encestador de los Heat, mientras que escolta Tyler Herro, también primer año en la NBA, llegó a los 14 y el alero Jae Crowder anotó otros 12 tantos.

Adebayo se limitó a ocho puntos en 21 minutos, y Miami Heat se fue con suplentes para una explosión en el último cuarto que convirtió una derrota total en algo solo un poco más aceptable, al menos en términos de margen final de puntos.

Los Lakers impusieron siempre el ritmo del partido y llegaron a tener una ventaja parcial de hasta 32 puntos y acabaron el partido con 15 triples, algo inusual con el equipo angelino que no tiene a los tiros desde fuera del perímetro como sus primeras opciones ofensivas.

La lesión de Dragic y el susto de Butler

Por si las cosas no estaban ya lo suficientemente mal para Miami, el equipo de Miami sufrió la baja del base esloveno Goran Dragic en el descanso al lesionarse el pie izquierdo, mientras que el pívot estrella Bam Adebayo tuvo que irse también a los vestuarios en el tercer período al agravarse las molestias que arrastraba en el hombro izquierdo.

También hubo un susto durante el partido que involucró a Jimmy Butler. La figura de Miami se torció el tobillo y quedó dolorido tras la jugada de tal forma que Spoelstra debió pedir un minuto de tiempo para darle descanso y evaluarlo. Sin embargo, Butler pudo volver a la cancha. 

La segunda final

La segunda final de la serie se jugará el viernes en el mismo escenario de la burbuja de Walt Disney World Resort, de Orlando a las 22 de Uruguay. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados