BÁSQUETBOL

"No me fui de Aguada, sino que el club decidió terminar mi contrato"

Leandro García Morales salió a decir su verdad sobre la salida del equipo rojiverde y su llegada a Hebraica Macabi. "Me quedó la sensación de que no confiaban en la recuperación de mi nivel".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
García Morales

"Yo no me fui de Aguada. Fue el club el que decidió terminar mi contrato y dejarme ir. Quedé sorprendido". Leandro García Morales salió a decir su verdad. Su salida del equipo aguatero para firmar por cuatro años con Hebraica Macabi generó un gran revuelo y sobre todo molestia en los hinchas del club de la calle San Martín, que se sintieron traicionados por la decisión del goleador.

"Hay mucha desinformación", indicó el jugador en declaraciones al programa "100% Deporte", de Sport 890. "A la gente de Aguada que está preocupada le digo que se quede tranquila, que mientras estuve lesionado no cobré un peso", indicó LGM, quien añadió: "La recuperación de la lesión la pagué yo por completo. "En Aguada comencé a cobrar en febrero cuando volví a jugar. Que no piensen que me la guardé cuando no jugaba. No me quedé con el dinero de nadie".

García Morales retornó al club a comienzos de la temporada lesionado, luego de haberse roto los ligamentos cruzados en Puerto Rico y solo jugó los últimos siete partidos del equipo antes de quedar eliminado en playoff. Sobre las críticas que recibe de los hinchas que indican que el equipo tuvo paciencia para aguardarlo y ahora se va, indicó: "El concepto de que Aguada me esperó es relativo. Yo jugué antes de tener el alta médica y asumí riesgos para volver a jugar".

Según explicó LGM, su salida de Aguada se debe a que no le podían cumplir el contrato vigente (US$ 150.000 anuales) y le ofrecieron renegociar por menos dinero. "El año pasado la gente hizo colectas y recolectó plata para mantener en el club, pero no vi un peso de todo eso hasta febrero. Ahora me deja la sensación de que en Aguada no confiaban en mi recuperación de nivel".

Dejó entrever que tampoco le gustó cómo se dio esa renegociación. "Yo tenía en mi cabeza volver al país y volver a Aguada. El año pasado fue muy malo y quería revancha, eso era claro. Sin embargo, aparecieron otras opciones, como la de Hebraica, y lo que me deja un sabor amargo es que recién después que esto ocurrió sí apareció la plata para negociar".

Leandro dijo que está contento de haber llegado a un acuerdo por cuatro años de contrato con Macabi (cobrará US$ 160.000 por temporada) y aclaró que nada tuvo que ver con la no continuidad del técnico Marcelo Signorelli. "Cuando me vinieron a hablar me dijeron que el puesto de entrenador estaba vacante, así que nunca hablamos de Signorelli. Yo jugaba con cualquier técnico. En todos lados donde he estado se me ha consultado sobre el entrenador, pero los dirigentes hacen lo que les parece. Yo no soy el que los elije. Eso es ridículo. Si yo pudiera poner y sacar a la gente, seguramente no estaría tan molesto con la situación en la selección".

García Morales renunció a defender a la selección nacional cuando Pablo López estuvo al frente del combinado celeste. "No vemos este deporte de la misma manera. Es difícil convivir así. No se trata de un tema personal", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)