BÁSQUETBOL

Mathías Calfani dejó San Lorenzo para irse al Kawasaki Brave Thunders de Japón

El ala-pivot de la selección uruguaya jugará en el equipo de la ciudad dentro del área metropolitana de Tokio. Se despidió de los hinchas argentinos por una emotiva carta.

Mathías Calfani usará la camiseta número 21 en Kawasaki. Foto: @MathiCalfani
Mathías Calfani usará la camiseta número 21 en Kawasaki. Foto: @MathiCalfani

Mathías Calfani sorprendió ayer al anunciar su llegada al Kawasaki Brave Thunders de la primera división del básquetbol de Japón, dejando así atrás a tres años en San Lorenzo.

El ala pivot de la selección uruguaya de 2,04 metros de estatura llegó a tierras asiáticas y le comentó a los hinchas de su nuevo club que “ya estoy aquí para defender a su equipo” a través de la prensa del club. Además luego agregó: “Super emocionado de estar acá. Nuevo país, nueva liga, nuevo equipo; mismos objetivos”.

En San Lorenzo, club al cual llegó Esteban Batista, dejó una etapa en la que ganó tres veces la Liga Nacional y dos la Liga de las Américas. Así es que se despidió con un extenso texto que tituló “carta a mis queridos cuervos”.

“Los acontecimientos determinaron que tuviera que partir en busca de otros horizontes y otros desafíos”, comenzó el uruguayo continuando con agradecimientos a compañeros, entrenadores, staff y “todos los que formaron parte del día a día”. “Hicimos muchos amigos a los que nos llevaremos con nosotros para siempre”, agregó hablando en plural también por su familia, ampliada en su residencia en Argentina. “Llegamos tres, con Flor y Balu, y nos vamos cuatro con Juana”, afirmó.

“Me llevo la tranquilidad de haberlo dado absolutamente todo. Me llevo la felicidad de haber sumado un poco más de gloria a un club ya glorioso. Pero lo más valioso que me llevo es el cariño de la gente. Eso será imborrable para mí”, sostuvo quien era uno de los jugadores más queridos en Boedo.

“Tantas veces me hicieron emocionar a mí y a mi familia con cada ‘uruguayo-uruguayo’. Lograron que un país que no es el mío lo sienta mi hogar. Me hicieron sentir como si estuviera con mi familia. Eso no se olvida”, sumó.

“Les mandamos un fuerte abrazo de todo corazón a los queridos cuervos y esperamos que la vida algún día nos vuelva a juntar”, sentenció.

Calfani promedió 7,6 puntos, 5,7 rebotes y 1,8 asistencias por partido en la última Liga de Argentina. Ahora, a sus 27 años, llega a al equipo que terminó en la sexta posición en la pasada temporada, ubicado en la ciudad de Kawasaki dentro del área metropolitana de Tokio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)