HISTORIAS

Malvín profesionalizó al grupo de "Las 100" y dio un paso más en el básquetbol femenino

Sabina Bello, Florencia Somma y Fiorella Martinelli firmaron sus vínculos con el playero aunque "este es un grupo profesional antes de que se lo reconozca".

Profesionales. Bello, Somma y Martinelli firmaron sus vínculos con el club Malvín. Foto: Leonardo Mainé.
Profesionales. Bello, Somma y Martinelli firmaron sus vínculos con el club Malvín. Foto: Leonardo Mainé.

Florencia Somma (33), Sabina Bello (32) y Fiorella Martinelli (35) forman el grupo de “Las 100”, ese que en tono de broma creó Juan Pablo Serdio, el entrenador de las tres en el club Malvín “porque tienen 100 años de básquetbol entre las tres”.

Pero además, las tres ahora integran otro selecto grupo que las destaca: se transformaron en las tres primeras jugadoras de básquetbol femenino uruguayo en firmar un contrato profesional.

De esta manera, el equipo playero marcó un antes y un después en este deporte siendo así la primera institución en conseguirlo, mientras se prepara para la disputa de la Liga Uruguaya Femenina de Básquetbol.

“Para nosotras tres que somos compañeras, pero sobre todo amigas, es un sueño que estamos cumpliendo. Era algo que podía pasar, pero que nos toque vivirlo a nosotras es increíble. Arrancamos casi cuando prácticamente no existía el básquetbol femenino en Uruguay y por eso nos sorprende y nos emociona más. Y además nos pone contentas que sea Malvín el que marque el camino”, expresó Sabina Bello en diálogo con Ovación.

“La realidad es que Malvín hace muchísimos años es un club que tiene un proyecto de básquet femenino y se ha invertido para que siga creciendo y se sostenga aunque muchos años casi que no había competencia de chicas. A veces jugábamos afuera o con el masculino, pero el club nos dio la posibilidad de seguir creciendo. Por otro lado el club tiene una visibilidad que no tiene ningún otro y por eso es importante lograr apoyo que hace que este proyecto sea sostenible”, agrega.

Sabina Bello en la firma de su contrato profesional con Malvín. Foto: Leonardo Mainé.
Sabina Bello en la firma de su contrato profesional con Malvín. Foto: Leonardo Mainé.

Bello, no deja de lado las palabras de su entrenador respecto a “Las 100”: “Entre nosotras tres y el ‘Cabeza’ (Juan Pablo) tenemos una relación casi que de familia. Nos empezó a dirigir cuando éramos adolescentes y es muy significativo. Nos convenció y nos incentivó a dedicarnos como profesionales cuando el contexto era otro y por eso estamos agradecidas y valoramos todo lo que hizo por nosotras. Él nos vio crecer y aunque yo llegué un poco después, hace casi 10 años que estamos con Florencia y Fiorella y por eso tenemos una relación linda porque compartimos casi todo el proceso”.

Sobre lo que puede llegar a ocurrir a futuro, Bello sostiene que “los vínculos dentro del club con las más chicas es muy lindo. Fiore y yo somos entrenadoras de las niñas que arrancan con 11 o 12 años y hasta de 16 cuando dan el salto y pasan a entrenar con nosotras y ser nuestras compañeras. Es un proceso que lo vivimos con muchas jugadoras y cuando llegan a Primera y las vemos compartir cancha con nosotras nos enorgullece mucho”, sentenció.

Sergio Somma, presidente de la institución, expresó que se trata de “una alegría y una emoción. Es la consolidación de lo que venimos haciendo hace muchísimos años, con muchos técnicos que trabajaron para llegar a esto y muchas personas que le ponen mucho cariño a lo que hacen”.

Aunque claro está que las grandes protagonistas son las jugadoras y agregó: “Las gurisas se lo ganaron y nos embarcamos en este proyecto en el que se financia 100% con el aporte de la empresas que no es menor porque el deporte sin esponsorización sería poco viable. No lo tomamos como un costo sino como una inversión. Creemos mucho en el deporte y en el deporte hay que invertir y lo estamos haciendo a pesar del momento”, concluyó.

Para el titular del club, esto es “un paso más en un proyecto que si bien arranca en el año 1949 con el primer partido de femenino contra Independiente de Argentina, comienza en la década del 70 cuando empieza el femenino en Malvín que nos llevó a que hoy por hoy tengamos casi 100 chicas jugando en todas las categorías”.

“Entendemos que la profesionalización es el camino para seguir creciendo y ser mucho más competitivos. Es un grupo que lo supo ser antes de que se lo reconozca. Se lo ganaron con creces y para nosotros significa marcar un camino. Somos un referente en el básquetbol femenino y queríamos dar un pasito más”, concluyó.

Malvín presentó a las tres primeras jugadoras profesionales del básquetbol femenino. Foto: Leonardo Mainé.
Malvín presentó a las tres primeras jugadoras profesionales del básquetbol femenino. Foto: Leonardo Mainé.

Juan Pablo Serdio no dudó en elogiar a sus tres dirigidas ya que “emociona el entusiasmo de ellas y lo que se generó”.

“Es una emoción y alegría enorme porque por mucho tiempo se hicieron cosas en silencio. Cuando empezamos este camino siempre hablamos que seguramente había cosas que ellas hicieran que posiblemente no llegarían a disfrutar y el paso de ayer lo disfrutan todavía como jugadoras y es una alegría enorme por ellas y una cantidad enorme de gurisas que pueden conseguirlo a futuro”, expresó.

Al ser consultado sobre cómo las definiría, Serdio no dudó en expresar, antes que nada, que son referentes dentro del plantel, pero “con diferentes perfiles”

“Fio (Martinelli) es más dura, más callada pero con su profesionalismo se ha ganado su espacio. Sabi (Bello) con un perfil diferente en cuanto al modo de expresarse. Ambas se ganan el espacio con las más jóvenes y ellas disfrutan de verlas jugar y al compartir plantel tienen una referencia. Y lo de Florencia (Somma) se lo ha ganado por cómo es Florencia. No en vano es la capitana del equipo y es la que lidera adentro y afuera de la cancha todo el tiempo y tanto Fio, como Sabi la reconocen como líder y ella se comporta como tal”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados