El Análisis

Malvín, un ejemplo a seguir

Desde que en 2010 Tabárez patentó la frase "El camino es la recompensa", ineludiblemente los éxitos en la competencia y nivel que sea, quedan resumidos a esa oración.

LUIS EDUARDO INZAURRALDE

Y no por repetido, pierde vigencia. En el caso de Malvín —del cual el técnico justamente es simpatizante—, que el martes conquistó su cuarta Liga en nueve años, calza a la perfección. Por todo. Por la forma, por el concepto. Porque surgió del fondo y llegó a la cima hasta posicionarse en el lugar que como institución o empresa todos quisieran alcanzar.

En junio de 2002 Malvín atravesaba una profunda crisis, después que un grupo empresarial había levantado las bases del futuro, con el proyecto Órbita. No obstante, las deudas heredadas empujaban a los socios a cerrar sus puertas. Sergio Somma asumió la presidencia y le puso cabeza empresarial. De ahí para adelante: sacrificio para salir de la crisis, esfuerzo para crecer con orden y disciplina, y buenas decisiones. Adentro y afuera. En el aspecto deportivo y en el social. Con Somma afuera y Pablo López, el estratega, adentro, construyeron un imperio que cambió el curso de la historia de Malvín.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)