NBA

Magic Johnson deja la presidencia de Los Angeles Lakers: "Me voy porque no soy feliz"

El ídolo del equipo estadounidense afirmó que no le gustó la experiencia de ser dirigente.

Magic Johnson anunció su renuncia a la presidencia de los Lakers. Foto: AFP.
Magic Johnson anunció su renuncia a la presidencia de los Lakers. Foto: AFP.

"Me voy porque no soy feliz". Así explicó Magic Johnson anoche su decisión de dejar de la presidencia de Los Angeles Lakers, luego de dos años en el cargo.

Fue la mayor sorpresa de la temporada en la NBA. En la penúltima jornada de la liga regular, el legendario basquetbolista anunció, en las horas previas al partido que iban a disputar los Lakers frente a los Trail Blazers de Portland, que dejaba el cargo de presidente de operaciones.

Lo hizo con lágrimas en lo ojos en los pasillos del Staples Center, ante varias decenas de periodistas que no podían creer lo que escuchaban de uno de los iconos más grandes que hay en la historia del baloncesto profesional, de la comunidad afroamericana y de la sociedad estadounidense.

Dos años después de haber sido elegido por la dueña de los Lakers, Jeannie Buss, como el directivo al que le confiaba todo el poder para hacer la reconstrucción del equipo con la superestrella LeBron James de pilar, al que convenció personalmente para que no continuase en Cleveland ni se fuese a Miami, Filadelfia o Nueva York, dejaba a todos "abandonados".

"Me voy porque no soy feliz, ni la persona que deseo ayudar a todos en la NBA, sin restricciones, ni limitaciones de expresión de lo que veo sucede en la liga con todos los jugadores", declaró Johnson. "La experiencia que he vivido y se da nivel de directivos de la liga no me ha gustado".

Desde la cúpula del equipo, Jeannie Buss, dio a conocer un comunicado lleno de "comprensión" y "clase", pero fuentes cercanas a la dueña de los Lakers admitieron que se sentía "dolida" y "traicionada" por la persona a la que le entregó todo el poder para que hiciese lo que desease y al final dejó la duda si realmente lo había deseado o tenía la capacidad de gestionarlo.
Pero sobre todo el no haber tenido la "ética" de reunirse antes con Buss para comunicarle los planes que tenía de cara al futuro.

"La considero como una hermana, nos queremos y respetamos muchísimo, y no tuve el valor de mirarla a la cara para decirle que me iba", admitió Johnson, ganador como jugador de cinco de los 16 títulos de liga que los Lakers poseen en su historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)