NBA

LeBron James sigue siendo el rey

Los Cavaliers de Cleveland vencieron 89-93 a los Warriors de Golden State en el séptimo y decisivo partido de las Finales de la NBA y se proclamaron nuevos campeones de liga.

Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers
Cavaliers

De la mano de LeBron James y Kyrie Irving, los Cleveland Cavaliers vencieron ayer a los Golden State Warriors por 93-89 y ganaron el primer título de la NBA en su historia.

Los Cavaliers completaron además la mayor remontada en la historia de las finales de la NBA, ganando 4 a 3 luego de ir en desventaja 3-1, algo que nunca antes había sucedido.

Los Cavaliers ganaron el primer título de su historia en 46 temporadas y lograron ser el primer equipo de la ciudad de Cleveland en el deporte profesional estadounidense que logra un título desde 1964, cuando los Browns ganaron en la NFL, la liga de football americano.

LeBron tuvo un cierre de partido clave, en el que desequilibró la balanza a favor de su equipo con una tapa demoledora sobre Iguodala. Terminó con 27 puntos, 11 rebotes, 11 asistencias, 3 tapas y dos robos. Una bestia.

Pero tan importante como la suya fue la actuación de Irving, con su triple postrero ante Curry y sus 26 puntos finales. Por su parte, los Golden State Warriors perdieron la oportunidad de coronarse campeones por segunda vez consecutiva, tras haber batido el récord de mayor cantidad de victorias en una temporada regular, con 73 en 82 partidos disputados.

Los Warriors también iban por su quinta corona de la NBA, la tercera desde que se mudaron a la Bahía de San Francisco en 1962. Sin embargo, no encontró el apoyo de sus grandes referentes, Stephen Curry y Klay Thompson, que tuvieron una desacertada noche en su mayor especialidad, el lanzamiento de triples. Justo cuando su equipo más les necesitaba, perdieron la efectividad, registrando unas cifras inusuales en ellos: 4 aciertos de 14 intentos anotó Curry y 2 de 10 el escolta. Por contra, el que dio la sorpresa y mantuvo a los Warriors en la lucha hasta los últimos segundos fue Draymond Green, que tuvo un séptimo partido para enmarcar: 32 puntos (con 6 triples), 15 rebotes y 9 asistencias.

Golden State no había perdido tres partidos seguidos en dos temporadas con el entrenador Steve Kerr, hasta las tres finales al hilo que perdió contra Cleveland.

No hubo dudas: MVP para el Rey

Como cabía esperar, el premio al jugador más valioso de las finales de la NBA fue para el líder y referente del nuevo campeón, LeBron James, que recibió el galardón visiblemente emocionado tras el partido. “Traté siempre de tener mente positiva. Estábamos enfocados, cambiamos nuestra filosofía y finalmente ganamos unos partidos espectaculares y estamos ahora en el libro de marcas”, dijo tras el partido. Para “King” James se trata de su tercer anillo en siete finales disputadas, el primero con los “Cavs” tras dos con Miami Heat. También significó su tercer premio MVP de las finales, lo que significa que fue el mejor jugador las tres veces que fue campeón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)