vea el video

Jordan no hizo honor a su apellido

DeAndre Jordan, jugador de Los Angeles Clippers, falló 22 tiros libres en un solo partido e igualó la peor marca en la historia de la NBA.

Si no puede ver el video haga click aquí

DeAndre Jordan, pivot de Los Angeles Clippers, igualó la peor marca de la historia de la NBA al errar 22 tiros libres en el triunfo de su equipo sobre Portland Trail Blazers. Jordan, que anotó el lunes 18 puntos y capturó 24 rebotes, lanzó 34 tiros libres, de los que sólo anotó 12. Los 22 errores igualan la marca del mítico Wilt Chamberlain, que el 1 de diciembre de 1967 anotó ocho de sus 30 lanzamientos.

Los Blazers usaron el lunes la táctica de cometer intencionadamente falta sobre Jordan para forzarlo a lanzar tiros libres, su talón de Aquiles. En los últimos 3:51 minutos de partido Portland lo llevó a la línea nueve veces y el jugador de los Clippers anotó ocho de los 18 lanzamientos. Son tantas las dificultades de Jordan que en dos tiros consecutivos la pelota no tocó ni el aro.

"Supone más práctica", dijo Jordan sobre los 34 lanzamientos. "Es aburrido", agregó sin muchas ganas de hablar sobre un asunto que lo incomoda. Su porcentaje de acierto desde la línea esta temporada es de 37,9, el peor de su carrera.

En un partido ante Houston Rockets en mayo, en los playoffs de la temporada pasada, Jordan también lanzó 34 tiros libres, 28 de ellos sólo en la primera mitad, y anotó 14.

El récord de lanzamientos lo sigue ostentando Shaquille O'Neal (39), del que toma nombre la estrategia "Hack-a-Shaq", popularizada a final de los años 90 y principios de 2000 contra el pivot, que durante su carrera anotó apenas el 52,7 por ciento de los libres.

El comisionado de la NBA, Adam Silver, rechaza modificar el reglamento pese a la amenaza que supone para el espectáculo. "Solía pensar que debíamos cambiar la norma, pero tras diversas reuniones y haber escuchado a los mejores, la visión es que los jugadores deberían anotar sus tiros libres", dijo recientemente.

Silver afirmó que son los técnicos que trabajan con chicos jóvenes los que más le piden que no haya cambios, porque al menos ahora tienen un incentivo para hacer que las promesas aprendan a anotar los libres, una técnica sencilla para la mayoría y un suplicio para unos pocos jugadores altos. "Es una táctica que se puede usar. Si alguien no sabe lanzar los libres, es su problema", defiende Gregg Popovich, técnico de San Antonio Spurs. "Pero desde el punto de vista del espectador es horrible, no podría ser peor", agregó la pasada temporada el entrenador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)