BASQUETBOL

Las increíbles confesiones de "El Gusano"

Dennis Rodman fue  el jugador más polémico de la NBA donde triunfó en los Chicago Bulls junto a Michael Jordan. Y lo siguió siendo tras su retiro. 

Dennis Rodman acompañará a sus "amigos" en Singapur.
Dennis Rodman, el exbasquetbolista, siempre polémico.

Dennis Rodman siempre dio que hablar. Ya fuera por lo que hacía dentro del rectángulo, o por lo que pasaba con él fuera de la cancha. El diario Marca de España recordó algunas de sus insólitas confesiones, entre ellas que se rompió tres veces el pene. 

Cuando fue traspasado a los San Antonio Spurs se convirtió en un especialista defensivo consiguiendo cifras increíbles de rebotes. Sin embargo, su pasaje por  San Antonio tuvo la polémica de su tormentosa relación sentimental con Madonna. "Ella me dijo que si la dejaba  embarazada me daría 20 millones de dólares. Estaba jugando en Las Vegas cuando me llamó para avisarme de que estaba ovulando. 'Estaré allí en cinco horas, le respondí", contó Rodman.

De los Spurs pasó a los Chicago Bulls de Jordan y Pippen. A pesar de todo lo que consiguió ese equipo legendario, Rodman reconoció que su relación con los compañeros era muy escasa. "Michael era el anotador, Scottie era Robin y yo era el tipo que recogía la basura. Nos complementábamos muy bien en la cancha. Pero durante tres años no cruce una sola palabra con Jordan o con Pippen fuera de la cancha".

EL PENE. Su fama no disminuyó cuando dejó de jugar, todo lo contrario. Y la polémica aumentaba con cada una de sus declaraciones. Seguramente lo más sorprendente fue el relato de cómo se partió el pene en tres ocasiones. "La primera vez estaba en una fiesta en un barco, bebiendo hasta el agua de las macetas, y una tía me propuso ir a su camarote. Y allí estábamos cuando le pareció buena idea que hiciera el salto del tigre, pero a lo bestia. No controlé. Salte como un loco y luego había sangre por todos lados. Ella gritaba -Oh, te mueres - y yo - no, tranquila, sólo me he partido el pene".

Y contó cómo fue la segunda vez que le sucedió. "Fue tras un partido con los Rockets donde me dieron un balonazo en mis partes. Una chica había volado miles de kilómetros para cenar conmigo. Yo sólo iba a cenar, de verdad. Pero entonces ella sacó unos libros de sexo tántrico y me dijo que me prepare. No podía decir que no. Me la partió como una nuez", admitió.

"La tercera fue en una noche salvaje en un hotel con mi novia. Yo sabía qué hacer, ir al hospital a por la pastillita. Pero se empezaron a emocionar todos los médicos y llamaron a medio hospital. No entendía como estaba partida. Yo sólo quería la pastilla."

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados