BÁSQUETBOL

Los gurises de la selección se graduaron

Uruguay volvió al podio de un Sudamericano Sub 21 con una buena actuación

Al podio. La delegación uruguaya tras vencer a Chile celebrando la obtención de la medalla de bronce en el Sudamericano de Salta. Foto: @CABBoficial
Al podio. La delegación uruguaya tras vencer a Chile celebrando la obtención de la medalla de bronce en el Sudamericano de Salta. Foto: @CABBoficial

Se recibieron como equipo”. Con esa frase Marcelo Signorelli se dirigió a los jugadores tras perder con Argentina en el Sudamericano Sub 21 de Salta en el que la Celeste terminó en el tercer lugar luego de vencer a Chile por 85 a 51.

Es que en un torneo en el que el equipo uruguayo jugó seis partidos, logró cuatro victorias y perdió dos: ante el local y Brasil, que terminó siendo campeón. “Nos faltaron un par de detalles, pero era un campeonato para ganarlo. Fuimos con ese objetivo. Sabíamos que era un cuadrangular entre Argentina, Brasil, Chile y nosotros porque Perú y Paraguay aún no están a nivel. Así y todo fuimos competitivos, pero algunos errores nos marcaron el camino, sobre todo con Brasil, que lo tuvimos más cerca”, le contó a Ovación el entrenador de Uruguay.

“El partido con Brasil lo tuvimos ahí. Fallamos en la última defensa”, recordó Signorelli, agregando que “nos quedamos con tristeza porque sabíamos que podíamos pelear el título. En el plantel teníamos a jugadores que ya juegan en Primera División hace tiempo y tienen cierta experiencia, pero no nos alcanzó”.

En cuanto al plantel, el entrenador contó que “esta selección salió de un grupo de 25 jugadores que forman parte de un grupo abierto con el que venimos trabajando desde 2016 con prácticas una o dos veces por semana durante todo el año y eso ayuda mucho. Sin dudas que nos falta y que debemos mejorar, pero es un buen inicio, sobre todo pensando que según dicen este Sudamericano Sub 21 llegó para quedarse y que se empezaría a jugar todos los años”.

Antes de que Uruguay enfrentara a Argentina, Martín Rojas (Biguá) había sufrido fractura bilateral de huesos nasales y maxilar superior, quedando descartado para ese encuentro.

De todas maneras, hizo lo imposible para poder estar, aunque no pudo por la gravedad de la lesión: “Me golpeó la puerta de la habitación junto al médico, me dijo que quería jugar, que no iba a dejar tirado al equipo, que lo iba a hacer por sus compañeros. Pero no podía hacerlo, estaba fracturado y nosotros siempre ponemos la salud del jugador por delante”, dijo Signorelli.

Eso marcó a las claras hacia donde va este proceso de selección nacional que en Salta volvió a ser competitivo a nivel juvenil en un Sudamericano. “Ellos se recibieron como equipo porque no hubo intereses personales y el grupo estuvo siempre por encima de todo, como debe ser”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)