DE VOLEA

La FUBB no tiene norte

DANIEL ROSA

Daniel Rosa

Desde hace tiempo se pretende hacer las cosas bien en la Federación Uruguaya de Básquetbol, pero inexorablemente se va de un fracaso en otro. Primero la idea de la Liga Uruguaya intentó integrar. Paysandú llegó dos veces a la final y demostró ser una gran plaza. Salto igual, aunque fue incluso campeón al ganarle precisamente la segunda final a los sanduceros, en lo que fue algo sin precedentes porque el principal torneo lo definieron dos equipos no montevideanos. Pocas temporadas más tarde ambos terminaron desafiliándose. Hoy la LUB es un torneo otra vez metropolitano, es decir un Federal.

Temporada tras temporada se suspenden partidos, se postergan definiciones de torneos porque los fallos (en forma inverosímil en la era de la instantaneidad) demoran hasta dos semanas en salir y El Metro, por ejemplo, se sabe cuándo empieza pero nunca cuándo se termina.
Y a todo este collar de nula profesionalidad que parte desde la mismísima FUBB se le sumó en las últimas horas la sinrazón del cese del técnico Marcelo Signorelli. Más allá de la mala relación que el propio técnico reconoció tener con Esteban Batista, la FUBB se equivoca en los procedimientos precisamente porque no tiene norte. No sabe a dónde va.

Con Signorelli intentó emular el ejemplo del fútbol al iniciar un proceso a largo aliento, pero se quedó sin aire apenas largó. El fútbol consolidó a un líder como Tabárez, que tomó decisiones de esas difíciles para armar un plantel acorde a sus pretensiones. Se terminaron las noches de cartas y los tamboriles. Desde adentro se inculcó el amor por La Celeste con jugadores que se transformaron en símbolos.

¿Y la FUBB qué hizo? Todo lo contrario. Apostó por los jugadores, varios de los cuales fueron más las veces que renunciaron a la selección que las que vinieron. Así, tomó la decisión de echar al técnico, es decir al capitán del barco que apuntaba a llegar a nuevos puertos mediante el trabajo; ese que venía formando una nueva generación amoldada a su metodología: la que llegó al bronce en el Sub 21.

Signorelli dejó a Uruguay a un partido de la clasificación al Mundial. La FUBB hizo todo para encargarse de que no vaya y quizás tampoco a varios más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º