HISTORIAS

Florencia Niski, de jugar con varones a derribar prejuicios para cumplir sus sueños

Con apenas 17 años es una de las referentes del básquetbol femenino de Uruguay y ahora afronta un gran desafío: jugar en Europa.

Florencia Niski. Foto: Leonardo Mainé.
Florencia Niski se irá en agosto a España tras haber sido contratada por Celta Zorka Recalvi de la liga española. Foto: Leonardo Mainé.

En una sociedad en la que los prejuicios están a la orden del día, Florencia Niski se encargó de superarlos y derribarlos. Su amor por el deporte pudo más y hoy no mira para atrás con arrepentimientos, sino que lo hace orgullosa por todo lo que ha logrado con apenas 17 años.

El vínculo familiar con el deporte es fuerte. Sus padres son profesores de educación física y su hermano es futbolista. Desde pequeña sus días se los dividía entre los estudios y cuatro disciplinas: jugaba al tenis, al handball, al fútbol y al básquetbol.

Pero a los 13 años, cuando ya solamente jugaba al básquetbol y al fútbol, tuvo que frenar, pensar y decidir. No le costó tomar una decisión porque sabía que quería ser jugadora de básquetbol. “Fue el deporte que más me atrapó por la intensidad, el ida y vuelta, y porque también mis amigos más cercanos estaban vinculados. Mi hermano en ese entonces jugaba y lo iba a ver. Me genera muchas más cosas que las otras disciplinas”, le contó Florencia Niski a Ovación.

Jamás se iba a imaginar todo lo que vendría después. La explosión del básquetbol femenino en el Uruguay no tiene nombre y apellido, pero sí un grupo de jugadoras que marcaron un antes y un después y Florencia Niski es una de ellas junto a Josefina Zeballos, Emilia Larre Borges y Camila Kirschenbaum.

Florencia Niski. Foto: Leonardo Mainé.
Florencia Niski. Foto: Leonardo Mainé.

“Yo siempre digo que cuando con Cami y Jose nos acercamos al básquetbol no sé si fue un boom pero sí un antes y un después porque Bohemios empezó a tener formativas y mayores. Salimos campeonas y a partir de ahí muchos equipos tomaron ese camino. Obviamente ya estaban Malvín y Aguada, pero como que desde ese momento empezó a resurgir todo en base a nosotras que jugábamos con varones, algo que fue de gran importancia para todas”, remarcó Florencia.

Algunos piensan que mujeres y varones no pueden convivir dentro de una cancha, pero para Florencia Niski eso fue algo natural desde muy pequeña: “Yo siempre jugué con varones, al fútbol y al básquetbol. Te da otra cosa, otro roce, otra fuerza y otro nivel. Cuando hoy veo a una chica que juega al básquetbol puedo decir enseguida si jugó con varones o no por el simple hecho de cómo va al choque, el roce o que no le importe nada por así decirlo. Y eso está buenísimo. A mi me encanta jugar con varones y hasta el día de hoy lo hago porque te mejora como jugadora. Yo tuve la suerte de jugar desde pre mini hasta infantiles y eso te da otra chispa, otra energía porque ellos son más fuertes y más grandes. Después como siempre digo, pasás al femenino y no te comés nada, por decirlo de alguna manera bien clara porque ya estás acostumbrada a jugar con hombres, entonces se te hace más fácil enfrentar a mujeres”.

Pero el hecho de jugar con varones la hizo a Florencia enfrentarse a dos situaciones que ella mismo se encargó de superar: los golpes y los prejuicios.

Florencia Niski. Foto: Leonardo Mainé.
Florencia Niski"Me siento referente de las chiquitas de 12-13 años que empezaron a jugar y siempre están pendiente de cómo estoy y qué hago porque quieren ser como yo o seguir mis pasos. Eso me hace sentir muy feliz”.

“Desde muy chica jugué con varones. Primero en el baby fútbol y después en el básquetbol. Era parte de mi día a día y en determinado momento fue normal, me acostumbraba. Me pegaban si pero no por maldad, sino por el juego mismo. Yo aguantaba porque sabía que quería jugar, pero también alguna les daba y a ellos no les importaba porque a veces las chicas juegan mejor, algunos se calientan un poco y está bueno porque competís contra vos misma y contra ellos”, contó Florencia, que también recordó que los prejuicios los sufrió más en el fútbol que en el básquetbol: “Cuando estaba en baby fútbol me acuerdo que las madres de los chiquilines rivales me insultaban siendo ellas mujeres así que imaginate ese nivel de discriminación. Pero mis padres son profesores de educación física los dos, están relacionados al deporte y muy introducidos en toda esa problemática que hay que erradicar y la verdad a mí nunca me importó que me insultaran, porque me encanta jugar con varones y no me importa lo que digan los demás. Yo hago lo que quiero y lo que me gusta. Los demás no me importan y que me hayan dicho algo dentro de una cancha o desde afuera nunca fue impedimento para dejar. Al contrario, me ayudó un montón. Son cosas que te hacen más fuerte”.

Florencia Niski. Foto: Leonardo Mainé.
Florencia Niski. Foto: Leonardo Mainé.

Y claro que todo eso la hizo más fuerte a Florencia, que en 2018 fue pieza clave en Bohemios, equipo que tras vencer en las finales a Malvín se quedó con el título de campeón de la Liga Uruguaya de Básquetbol Femenino cortándole a las playeras un reinado de 15 años.

El crecimiento no se detuvo. Llegaron destacadas actuaciones con la selección, la inolvidable experiencia del Campus NBA en 2020 y la primera salida al exterior. Rocamora de Argentina puso los ojos en la jugadora que se define como “una base rápida, veloz y agresiva con buena penetración y cuando está el tiro, lo tomo. Me considero bastante inteligente dentro de la cancha y me gusta tomar decisiones y riesgos, porque el básquetbol es un deporte de ida y vuelta. No te podés quedar pensando lo que hiciste en ataque porque hay que volver a defender. No hay lugar para bajar los brazos ni descansar. A veces me frustro con alguna situación pero eso lo voy mejorando porque hay revancha enseguida”.

Del corto tiempo en Argentina a Florencia le quedó pendiente el poder jugar más, pero la pandemia de coronavirus lo impidió: “Era enfrentarme a otro nivel y fueron tres semanas en las que me recibieron muy bien. Tenía muchas ganas de demostrar lo mío en una liga muy competitiva como la de Argentina pero tuve que volver. Ahora salió lo de Celta y es otra gran puerta que se abre porque mi sueño era seguir perfeccionándome afuera y no porque la Liga Uruguaya sea mala o poco competitiva, si no porque sentía que si realmente quiero mejorar y seguir proyectándome como jugadora, necesitaba salir del medio en el que estaba”.

Ahora, ese perfeccionamiento y crecimiento continúa. Se viene el gran desafío de jugar en España y Celta Zorka Recalvi la espera: “Di un gran paso en mi carrera. Mi sueño es poder jugar en las grandes ligas de Europa y por supuesto, llegar a la WNBA. Sé que estoy en las puertas de todo eso y solo dependerá de mí para aprovechar el momento y disfrutar todas las experiencias”.

LA FAMILIA
Florencia Niski. Foto: Leonardo Mainé.
El deporte siempre arriba de la mesa
Los padres:profesores de educación física
El hermano:futbolista
Ella: jugadora de básquetbol

En la familia Niski-Castelao el deporte forma parte del día a día y eso está más que confirmado porque los cuatro integrantes están vinculado a una actividad y todo fue por elección, no por obligación.
Marcela Castelao, madre de Florencia, y Leonardo Niski, el padre, son profesores de educación física, y Guillermo, el hermano, es futbolista actualmente jugando en Rocha F.C.
La pandemia, lejos de ser algo que los tirara abajo desde lo mental y deportivo, los hizo crecer. “La verdad que durante la cuarentena hice cosas que jamás había hecho y me sirvieron un montón. Piqué la pelota las 24 horas en mi casa, entrené siempre en doble horario, salí a correr con mi hermano, de mañana entrenaba técnica individual y de tarde lo hacía por Zoom con mi profe Tabaré Papariello. También le tengo que agradecer a ‘Coco’ Gallo porque me ayudó un montón con la técnica y fue clave”, contó.

ESPAÑA

“Celta fue la opción más formal y concreta"

Después de verla jugar en el Sudamericano Sub 17 de 2018, en Celta Zorka Recalvi de España se interesaron por Florencia Niski y comenzaron a seguir de cerca a la jugadora surgida en Bohemios. Luego de su pasaje por Rocamora de Argentina y su regreso a Uruguay por la pandemia de coronavirus, Juan Pablo Da Prá, su representante, envió algunos videos de Florencia a España y hubo tres equipos que mostraron un real interés.

Florencia Niski. Foto: Leonardo Mainé.
Florencia Niski. Foto: Leonardo Mainé.

“El más formal y concreto fue Celta, y hasta nos sorprendió, incluso a Juan Pablo porque dijo que ni en el básquetbol masculino pasa que te manden enseguida el contrato con todos los detalles de cómo iba a ser el vínculo. Hubo mucha formalidad y fue la propuesta que más me gustó. Si bien otros dos equipos me hablaron, Celta tiene un poco más de historia y me pareció ideal para seguir formándome como jugadora profesional”, contó Florencia.

La uruguaya agregó que “ya me llamó la entrenadora y también algunas compañeras. Me dijeron que son una gran familia y ya estoy ansiosa por viajar y sumarme al plantel”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados