liga uruguaya

Festejan en Colón: Olimpia es de Primera

En un partido vibrante, las "alas rojas" derrotaron a Sayago en el juego decisivo y permanecen en la Liga

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Olimpia-Sayago FOTO: Agustín Martínez

ESTADÍSTICAS 

FINAL: Olimpia 101 - Sayago 89

Atrás quedó todo el sufrimiento de las últimas fechas, de una Liga que se le hizo adversa a Olimpia que tuvo que esperar hasta el epílogo para poder mantenerse en Primera División, una meta inesperada para un equipo que se había armado para competir fuerte.

Anoche, en Colón se festejó a lo grande la victoria frente a Sayago en cifras de 101 a 89 y en un juego que conoció de fuertes emociones y una paridad brutal, maquillada en el cierre y en el resultado final.

En el año 1992, Olimpia regresó a Primera y desde ese momento, nunca más bajó. Anoche, por momentos, esa historia parecía desmoronarse. Sayago fue un rival aguerrido, digno de una final de este tipo y tuvo chances reales de ser el ganador.

En Mauro Tornaría se puede ilustrar lo que fue el triunfo del equipo. Un jugador que fue vital, preponderante en el goleo, en el que finalizó con 24 puntos y como goleador de su equipo. Además de la entrega y la conducción, fundamentales para el objetivo.

Junto a él, el trabajo de los extranjeros, de primer nivel, que llegaron al equipo para reforzar el plantel en momentos de crisis. Greg Dilligard hizo 12 puntos y bajó 13 rebotes y su compañero Alex Galindo finalizó con 15 tantos.

Sería injusto no nombrar a Abel Agarbado, Maximiliano Cervi o el trabajo imponente en defensa de Luis Silveira, que sacó del juego a Terrence Shelman, la figura del rival.

Por su parte, Sayago baja a Segunda División luego de permanecer en el círculo de privilegio durante 10 temporadas y esquivar, en más de una oportunidad, el fantasma del descenso.

Anoche, el equipo de Horacio Perdomo, el “gato” que aprovechó de sus muchas vidas en la Liga, no pudo escapar al destino. Lo hizo con sus credenciales más reconocidas: garra, lucha y experiencia.

Pero no le dio. Olimpia tenía un leve favoritismo y lo usó. Había dejado una oportunidad vital frente a Biguá pero se levantó para el desempate.
Ramel Allen finalizó con 27 puntos, Terrence Shelman hizo 18 y Diego Pereyra 17.

Festeja el barrio Colón, refugio del Club Colón, las “alas rojas”, la “máquina blanca” que se va a los playoff y sigue en su lugar: Primera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)