BÁSQUETBOL

Estados Unidos es el nuevo rey

Estados Unidos supo reponerse de un flojo comienzo y derrotó por 81 a 76 a Argentina en la final de la primera edición de la AmeriCup en Córdoba para proclamarse campeón de un torneo continental por séptima vez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: EFE.

En un duelo de invictos, Estados Unidos hizo valer su mayor poderío físico y experiencia para repetir el título logrado en 1992, 1993, 1997, 1999, 2003 y 2007.

En tanto, Argentina se quedó sin la posibilidad de poder sumar su tercera corona para añadirla a las logradas también de local en 2001 y 2011.

El equipo local, alentado en gran forma por su público en el estadio Orfeo de Córdoba, empezó decidido a ser el campeón y con un juego consistente en defensa y ataque le pasó por encima a Estados Unidos en el primer cuarto y dejó en el tablero un marcador favorable de 22 puntos contra 15.

El escolta Nicolás Brussino fue determinante en la primera mitad del encuentro para los argentinos ya que al cabo del segundo periodo se erigió en el jugador de más puntos (12), rebotes (5) y asistencias (4) para el bando anfitrión, que ganaba por 42 a 27.

Sin embargo, en el tercer periodo apareció en el rectángulo del Orfeo toda la dimensión de Estados Unidos. El pívot Jameel Warney, elegido como el jugador más valioso del certamen, destapó las esencias de su gran calidad y lideró la remontada nortamericana con 15 puntos hasta el tercer cuarto y EE.UU. marcó 23 tantos, 9 más que los argentinos.

El alero Darren Hilliard II también exhibió sus capacidades y fue el otro jugador clave en ese momento del partido para el equipo norteamericano.

Entonces la ansiedad y el nerviosismo también jugaron en contra de los argentinos y su accionar perdió la consistencia de la primera mitad.

Con 7 minutos y 43 segundos por disputarse el partido se igualó a 58 puntos, lo que llevó al quinteto norteamericano a seguir de largo y pasar a ganar por 63-61 a 6 minutos del final.

El juego entró enseguida un lapso de emotividad y nerviosismo, Brussino y Facundo Campazzo hicieron gala de su mejor repertorio e intentaron devolverle la alegría a los argentinos con cestas de tres puntos que a 17 segundos del final dejaron el 78-76 en el tablero.

Pero Estados Unidos tuvo raza para manejar la exigua ventaja hasta el final, ganó el partido por 81-76 y celebró el título de campeón, el séptimo de su historial en la Copa América.

ESTADOS UNIDOS 81 – 76 ARGENTINA

Estados Unidos (15+12+23+31): Kendall Marshall (2), Reginald Williams II (7), Marshall Plumlee (0), Darrun Hilliard II (15) y Wendell Williams Jr (7) -quinteto inicial- William Baron (0), Larry Drew II (5), Xavier Munford (10), Reggie Hearn (14) y Jameel Warney (21).

Entrenador: Jeff Van Gundy.

Argentina (22+20+14+20): Facundo Campazzo (7), Nicolás Brussino (5), Marcos Delía (6), Gabriel Deck (?) y Patricio Garino (20) -quinteto inicial- Javier Saiz (19), Tayavek Gallizi (2), Lucio Redivo (2), Nicolás Laprovíttola (17) y Máximo Fjellerup (0).

Entrenador: Sergio Hernández.

Árbitros: Michael Gordon Thompson (Canadá), Julio Anaya (Panamá) y Alejandro Sánchez (Uruguay). Eliminados: Patricio Garino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)