BÁSQUETBOL

Ese que la rompe con Curry es Klay

Thompson ya es el socio ideal del base y, triple a triple, pueden llegar a cambiar la historia de la NBA.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Klay Thompson. Foto: AFP

Hay tipos que han nacido para escoltar a los héroes hacia la gloria. Talentos que juegan un papel secundario junto a una estrella rutilante a la cual complementan y que les permiten dar lo mejor sin ser el centro de atención. Desde Jordan y Pippen o Bryant y O’Neal, pasando por Maradona y Valdano hasta Han Solo y Chewbacca, todas las sociedades que hicieron historia comparten un elemento en común: el claro respeto del reparto de papeles. Uno es la estrella y el otro su socio y así debe ser para que todo termine en éxito.

Seguro que los Golden State Warriors sabían que se hacían con los servicios de un gran jugador en 2011, cuando eligieron a Klay Thompson en el undécimo lugar del Draft de ese año. No en vano, sus genes ya eran una cierta garantía: es el hijo de Mychal Thompson, el primer jugador no nacido en Estados Unidos que fue N°1 del Draft en 1978 al ser elegido por los Portland Trail Blazers y que más tarde, tras un breve paso por los Spurs, fue el encargado de liberar la carga de minutos del legendario Kareem Abdul-Jabbar en los Lakers. El hermano de Klay, Mychel, también es jugador profesional de básquetbol, pero su paso por la NBA fue fugaz y hoy juega en ligas de menor categoría.

El caso es que lo que seguro no se esperaban los Warriors cuando apostaron por Klay es que con ello cambiarían el destino de la NBA muy poco tiempo después. Con la llegada de Klay Thompson empezaron a crecer las cifras de otro novato que llevaba dos años en el equipo: Stephen Curry. Más allá de sus increíbles puntos en común (el padre y el hermano del base también son profesionales del básquet y ambas madres fueron jugadoras de voleibol) los dos se dieron cuenta de que su arma preferida era la misma: el tiro de tres, y comenzaron a explotarla, subiendo sus cifras y haciendo a Golden State un habitual de los playoffs.

Hasta que la temporada pasada comenzaron a explorar límites desconocidos hasta ahora. Curry conquistó el concurso de triples de 2015, en el que ambos participaron, y su colega le devolvió la jugada esta temporada con humildad. "Sabía que podía tener alguna oportunidad de ganar si Curry no llegaba con su máximo inspiración encestadora y eso ha sido lo que sucedió", declaró Thompson después de recibir el premio de nuevo campeón. También llegó la conquista del anillo de 2015 y su inicio de esta temporada, tan abrumador que va camino de convertirse en el mejor equipo de la historia de la liga regular con una superioridad que resultó totalmente inesperada.

Los rivales temen a Curry pues hace lo imposible, pero también porque saben que si tiene una mala noche, emerge su escolta: Klay Thompson.

"Splash Bro."

Curry y Thompson tienen su propio mote como dupla: los "Splash Brothers". Viene del sonido que hace la red del aro cuando entra la pelota sin tocar el mismo, especialmente en los triples. El mote tiene un precedente en el baseball: Jose Canseco y Mark McGwire, de los Oakland Athletics, fueron los Bash Brothers.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)