JUSTICIA

Empezó batalla legal por la responsabilidad de la muerte de Kobe Bryant

La compañía Island Express y el hermano del piloto del helicóptero responsabilizan del accidente al propio "Mamba", a su hija y a todos los tripulantes.

Kobe Bryant y si hija Gianna
Kobe Bryant y si hija Gianna.

Casi cuatro meses después de que Kobe Bryant falleciera en un accidente de helicóptero junto a su hija Gigi y otros siete pasajeros, incluido el piloto, comienza la batalla legal por la responsabilidad de las muertes ocasionadas.

Vanessa Bryant, la viuda del ídolo de los Lakers, interpuso en febrero pasado una demanda a la que se unieron el resto de familiares de los fallecidos en el siniestro, en la que se acusa por homicidio imprudente a la compañía del helicóptero, Island Express, debido a que permitió volar pese a que las condiciones climatológicas no eran favorables por la densa niebla que había que impedía una correcta visibilidad. Según los demandantes, el accidente fue “consecuencia directa de la negligencia” de piloto y la compañía es “indirectamente responsable a todos los efectos”.

Los medios estadounidenses People y TMZ, revelaron este miércoles que Island Express contraatacó alegando que todos los pasajeros sabían el riesgo que se asume al volar en un helicóptero.

“Cualquier lesión o daño a los demandantes y/o su difunto fue causado directamente en su totalidad o en parte por negligencia o culpa de los demandantes y/o su difunto, incluido su conocimiento y encuentro voluntario con los riesgos involucrados, y que esta negligencia fue un factor sustancial en causar sus supuestos daños, por lo que este demandado que responde no tiene ninguna responsabilidad”, es la defensa de la compañía.

En pocas palabras la empresa Island Express y el hermano del piloto Ara George Zobayan exoneran de responsabilidad al difunto piloto, culpando al mismo Kobe Bryant y al resto de sus compañeros:

Aunque las causas del accidente siguen aún bajo investigación, según los primeros informes, el piloto iba a una velocidad de 296 kilómetros por hora antes de que el helicóptero se estrellase en una colina de Calabasas. El helicóptero, un Sikorsky S-76B de 1991, estaba en perfectas condiciones aunque carecía de sistemas para volar por instrumentos con baja visibilidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados