NBA

Va a dormir tranquilo

Kevin Durant brilló para darle otro anillo a los Golden State Warriors. "Hemos luchado, pero lo hicimos; somos campeones", dijo el MVP.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Kevin Durant. Foto: Reuters

Los dueños de la franquicia de los Golden State Warriors se preguntaron a quién podrían sumar al equipo para volver a conquistar el anillo de la NBA luego de perder la pasada temporada las finales con Cleveland Cavaliers.

Y la respuesta tenía nombre y apellido: Kevin Durant. El alero de 28 años llegó a Oakland para sumarse al juego de Stephen Curry y compañía con un solo objetivo: ser campeón y conseguir su primer título en la NBA.

Tras una temporada para el recuerdo, los Warriors terminaron de sellar el 4-1 en la serie final el lunes por la noche luego de ganarle a Cleveland Cavaliers por 129 a 120 y sumaron su quinto anillo en la NBA, el segundo en tres temporadas.

"No pude dormir durante dos días", contó Durant. "Estaba ansioso, nervioso, sólo quería ponerlo todo ahí", agregó el nombrado MVP (Jugador Más Valioso) de la final.

La estrella de los Warriors que celebró en primera instancia junto a su madre, a quien le había prometido el anillo cuando tenía 8 años, expresó que "hemos luchado, pero lo hicimos, somos campeones y estamos celebrando en nuestra casa".

Durant se convirtió en el primer jugador con cinco actuaciones consecutivas de 30 puntos o más en las finales de la NBA desde Shaquille ONeal en 2000.

Fiel a su estilo y grandeza dentro y fuera de la cancha, el MVP habló de sus rivales: "LeBron y Kyrie, nunca he visto nada como ellos. Pero LeBron fue la única persona que podría mirarme a los ojos en una situación así (final)".

Otra de las grandes figuras de los Warriors fue Stephen Curry, quien en la temporada anterior vio cómo los Cavaliers remontaron un 3-1 adverso para quedarse con el anillo: "Aprendimos de todo y lo que hemos tenido que hacer para quedarnos con el campeonato".

En una serie final para el recuerdo y con una marca histórica de 16-1 en los playoffs, los Golden State Warriors se prepararon para recuperar el anillo. Lo lograron y ahora el MVP, Kevin Durant, puede dormir más que tranquilo. Es campeón.

EMOTIVO.

Las lágrimas de Steve Kerr.

La emoción se adueñó del entrenador Steve Kerr, quien tras un año complicado, pudo estar en la final para celebrar el anillo.

Tiene a los mejores.

"Estos tipos son tan dotados y comprometidos entre sí y tan desinteresados. Es una combinación de talento y naturaleza", dijo Steve Kerr.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)