BÁSQUETBOL

Están en clima Mundial

Argentina y Uruguay cerraron con mucho color su proceso de candidatura para el torneo de 2023.

El tango
El tango en el cierre de la presentación de la candidatura. Foto: Cabb.com.ar

El sueño sigue intacto. El trabajo no cesa y la ilusión crece a medida que pasan los días, pero ahora, con la tranquilidad de que se hizo todo lo que estaba al alcance de dos países que procuran albergar el Mundial de básquetbol en 2023.

Argentina y Uruguay cerraron oficialmente su proceso de candidatura ante la FIBA y ahora la fecha clave será el 9 de diciembre, día en el que el máximo organismo del básquetbol internacional decida a través de su Central Board en Suiza, la sede del Mundial que se jugará a continuación del que organizará China en 2019.

En un evento en el que duró poco más de una hora y cuarto en el Hotel NH de Buenos Aires, las autoridades de la Confederación Argentina de BasketBall (CABB) y sus pares de la Federación Uruguaya de BasketBall (FUBB), argumentaron el porqué de la candidatura de ambos países.

“Hemos construido un proyecto que de verdad sirva de acelerador de las federaciones nacionales y que construya un impulso definitivo al básquetbol. El modelo de campeonato que hemos propuesto camina en ese sentido. Tenemos dos países, un sistema probado y emocionante, pero sobre todo tenemos una idea clara, un proyecto común que se basa en la capacidad de construir un modelo que consiga incrementar el valor de la Copa del Mundo FIBA en los 5 continentes”, explicó Fernando Susbielles, presidente de la CABB.

Por su parte, Ricardo Vairo, presidente de la FUBB, destacó mucho el trabajo en conjunto y dijo que “hay historia y tradición. Argentina organizó y ganó el primer Mundial en 1950 y Uruguay fue sede en 1967. Hay más de doscientos años de básquetbol entre ambas Federaciones. Este sueño es sólido y sustentable”.

Y para que eso ocurra, el apoyo gubernamental es clave. Por eso, a la comitiva de la FUBB que encabezó Vairo, estuvo acompañada por el Prof. Fernando Cáceres, Director de la Secretaría Nacional del Deporte, organismo que desde el primer momento apoyó e impulsó la candidatura de Argentina y Uruguay. Lo mismo ocurre con el Gobierno argentino y eso para la FIBA es clave a la hora de otorgar sedes para los Mundiales.

La comitiva de FIBA a su vez estuvo integrada por Hamane Niang, Vicepresidente de FIBA y Presidente de FIBA África, Ingo Weiss, Tesorero, y Lubomir Kotleba, Asesor del Secretario General, quienes en los días previos a esta presentación, visitaron las obras de los diferentes escenarios que se están construyendo para el Mundial 2023, entre ellos el Antel Arena de Montevideo, al que calificaron de “excelente y moderno” en su estadía por la capital uruguaya. Además, destacaron las facilidades del escenario que según las autoridades quedará inaugurado a mediados de 2018.

Pero además de las autoridades, los deportistas tuvieron su lugar en esta presentación. Esteban Batista, primer uruguayo y hasta ahora único en jugar en la NBA, viajó a Buenos Aires y fue parte del acto junto a Rubén Wolkowyski, oro olímpico en Atenas 2004 con la Generación Dorada de Argentina, y el entrenador de los albicelestes, el “Oveja” Sergio Hernández, al igual que Ricardo González, campeón del mundo en 1950.

Niang también hizo uso de la palabra y destacó que “Estamos verdaderamente satisfechos por lo que hemos estudiado y visto en estos días”.

Uruguay y Argentina ya están en clima Mundial y el sueño sigue intacto. Ahora deberán superar a las otras candidaturas (Turquía, Rusia y Japón-Filipinas-Indonesia) para confirmar todo lo hecho y tener la gran fiesta en 2023.

Ricardo Vairo

Ricardo Vairo
“Demostramos que se puede trabajar en conjunto en procura de un objetivo tan importante”
“Nuestros pueblos, nuestros gobiernos y nuestros medios apoyarán y se sentirán orgullosos de organizar el Mundial. Será una cuestión capital en las dos orillas del Río de la Plata y demostramos que se puede trabajar en conjunto en procura de un objetivo tan importante para nuestro básquetbol”.

Esteban Batista

Esteban Batista
“Estoy muy ilusionado. Me voy a poner las pilas para llegar activo a los 40 años”
“Estoy muy ilusionado. Me voy a poner las pilas para llegar activo a los 40 años (risas). Sería muy lindo para nosotros poder tener en nuestros países un evento de esta magnitud con todo lo que significa para el básquetbol. Es hora de que Sudamérica vuelva a disfrutar de un Mundial acá”.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados