vea la fotogalería

Cleveland se puso 2 a 1 en la final contra Golden State

De la mano de un LeBron James furibundo e imparable y con la marca implacable del australiano Matthew Dellavedova sobre el MVP Steph Curry, los Cavaliers dieron vuelta la serie en el tercer partido.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: AFP.
Foto: AFP.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: AFP.
Foto: AFP.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: AFP.
Foto: AFP.
Foto: AFP.
Foto: AFP.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: AFP.
Foto: AFP.
Foto: AFP.
Foto: AFP.

El astro LeBron James guió otra vez este martes a los Cleveland Cavaliers en una victoria de 96-91 sobre los Golden State Warriors y se fueron al frente 2-1 en la final de la NBA.

Seis tiros libres de LeBron con menos de un minuto sellaron la victoria de los Cavaliers, que poco antes había contado también con dos desde la raya de sentencia del australiano Matthew Dellavedova que ya parecían definitivos.

LeBron encestó 14 de sus 40 tantos en el último período para guiar a sus Cavaliers a la victoria.

El cuarto partido de esta serie -al mejor de siete encuentros- será el jueves otra vez en Cleveland.

Con sus 40 puntos, LeBron llegó a 123 puntos en las primeras tres finales y batió el récord de cantidad de puntos en los primeros tres partidos de una serie final de NBA.  

Después de terminar el tercer cuarto debajo 72-55, los Warriors atacaron fuerte en ese último período -que ganaron 36-24-, pero se quedaron cortos.

El alero David Lee y el base brasileño Leandro Barbosa salieron de la banca por los Warriors para levantar al equipo, que contó con una buena noche de Stephen Curry (27 puntos), quien logró tres triples en la segunda parte del último cuarto.

Con tres minutos por jugar, Curry encestó un sensacional triple que pegó a los "Guerreros" 80-81, pero otro disparo igual de LeBron con 1:40 puso a los Cavaliers de nuevo al frente.

Es el primer partido de esta gran final que no hubo que jugar tiempo extra, ya que los dos primeros encuentros ambos equipos se fueron a cinco minutos de alargue para definir la victoria. Por primera vez en 65 finales de la NBA, los dos primeros juegos necesitaron prórroga.

LeBron, quien consiguió un triple doble en el segundo desafío en Oakland, se quedó a dos asistencias de otra hazaña de ese tipo en la jornada pues a sus 40 puntos le agregó 12 rebotes y ocho asistencias.

Otro que estuvo inmenso por los Cavaliers fue el australiano Matthew Dellavedova, con 20 puntos, mientras que escoltaron a Curry por los Warriors Andre Iguodala con 15 tantos y Klay Thompson con 14, este último algo disminuido en relación a su nivel habitual.

LeBron sigue siendo el astro mundial

Para nadie es un secreto que los Cavaliers están jugando disminuidos por la pérdida por lesión del brasileño Anderson Varejao, el ala-pívot Kevin Love y el base Kyrie Irving.

Por lo que LeBron, el astro del baloncesto mundial, se ha visto cada vez más solo en esta final, con la responsabilidad sobre sus hombres y la ayuda de un equipo alternativo que ha respondido por momentos con creces.

El brasileño Varejao se lesionó al principio de la temporada regular, Love en la primera ronda de los playoffs e Irving en el primer partido de la final, por lo que el astro está obligado a multiplicarse. Hasta el momento ha respondido.

El "Rey LeBron", cuatro veces MVP de la NBA y en su quinta final consecutiva -cuatro con los Miami Heat-, consiguió en el partido anterior su decimoquinto "triple-doble" en finales de la NBA (39 puntos, 16 rebotes y 11 asistencias), para echarse una vez más en la espalda la mochila del equipo, al que ya tiene casi a medio camino de una celebración.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º