BÁSQUETBOL

Por qué China rompió relaciones con los Houson Rockets

China saca del mercado toda la indumentaria y prohíbe la transmisión de los partidos del equipo de la NBA, luego de palabras del manager general.

James Harden
James Harden

El comentario de Daryl Morey, manager general de los Houston Rockets, apoyando las manifestaciones de Hong Kong en sus redes sociales generó demasiado revuelo, tanto que la CBA (Chinese Basketball Association) decidió romper sus relaciones con la franquicia, vetar la retransmisión de sus partidos en China y retirar toda la indumentaria de los locales oficiales.

Los Rockets, que ha sido la casa de Yao Ming, era uno de los equipos más populares en China y la gente ama también a James Harden. Sin embargo, la publicación de Morey en apoyo a Hong Kong ("Lucha por la libertad. Apoya a Hong Kong) y que después borró, desató la controversia. Ni la aclaración del dueño de Houston, Tilman Fertitta, en la que buscó desligar a su equipo de los comentarios del general manager, pudieron salvar la relación: "Escuchen, Daryl Morey no habla en representación de los Houston Rockets. Nuestra presencia en Tokio tiene que ver con la promoción internacional de la NBA y no somos una organización política".

Incluso, Harden también participó de la polémica y sus declaraciones buscaron descomprimir la tensa situación: "Lo lamentamos. Amamos China y nos encanta jugar allí porque siempre nos muestran su pasión". Y Morey también se sumó a los mensajes para tratar de conseguir una reconciliación: "No tenía intención de ofender a los aficionados de los Rockets y a mis amigos en China. Simplemente estaba expresando una opinión basada en mi interpretación de una situación. A partir de mi mensaje he tenido la oportunidad de conocer otras perspectivas", señaló.

Empresas como Li Ning, Shanghai Pudong, Development Bank y Nasdaq Jianyin Group anunciaron que suspenderán sus actividades de patrocinio con los Rockets y también Tencent comunicó su voluntad de no retransmitir los partidos de esta franquicia e incluso ofreció la opción de cambiar a otro equipo a quienes adquirieron el paquete de encuentros de los Rockets.

Se espera que Adam Silver, el comisionado de la NBA, que está dando algunas conferencias de prensa en Japón y también viajará a China, pueda descomprimir la situación. Si bien desde los Estados Unidos algunos critican a la organización estadounidense por no tener una postura más crítica sobre la política de China, la postura de la NBA está lejos de romper relaciones con un país que, según los últimos estudios, tiene 500 millones de personas que ven los partidos a través de la plataforma de streaming de Tencent y 26 millones vieron el sexto partido de las últimas Finales. "No somos inmunes a lo que sucede en la política internacional. Pero me fijo en el deporte, y es algo de que hablo con Yao Ming, y en que quizá podamos usar el baloncesto como se utilizó el ping pong durante el gobierno Nixon. Podría haber algo así como una diplomacia del baloncesto, un área en el que los dos países tienen una larga historia de excelente colaboración", dijo hace unos meses Silver.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)