NBA

Carmen Electra: "Rodman y yo teníamos sexo en todos lados"

En los dos nuevos episodios del documental The Last Dance, el "Gusano" fue la gran figura; su fichaje, su importancia en Chicago Bulls y su vida personal como eje central.

Carmen Electra y Dennis Rodman
Carmen Electra y Dennis Rodman.

Dennis Rodman fue la figura que acaparó los dos nuevos capítulos del documental que recorre la vida de Michael Jordan y que ESPN denominó The Last Dance. El fichaje del "Gusano", su trascendencia en el equipo y las anécdotas respecto a su vida personal dominaron los episodios que en Uruguay se pueden observar por Netflix.

Hubo atención especial a su escapada a Las Vegas a mitad de temporada junto a la actriz Carmen Electra, cuando se le habían entregado 48 horas de vacaciones que se transformaron en 88.

La que fuera su esposa aprovechó la emisión del documental para conceder una entrevista a Los Angeles Times en la que recordó aquella temporada junto al entonces jugador de los Bulls. "Un día que el equipo le había el día libre, Dennis dijo que tenía una sorpresa para mi. Me vendó los ojos y me subió a su moto y cuando me quitó la venda estábamos en el centro de entremiento de los Bulls", contó Electra.

"Fue una locura. Éramos como dos niños en una tienda de caramelos. Tuvimos sexo en todo el maldito lugar. En la sala de recuperación, en la sala de las pesas, en la cancha...", rememoró la actriz.

"Siempre había esos momentos en los que todo el mundo se preguntaba: '¿Dónde está Dennis?'. Los otros miembros del equipo se preocupaban cuando él se escapaba y no podían encontrarlo. Había veces que todos recorríamos los bares intentando encontrarle. Él simplemente huía de todos. No había nada que hacer", explicó Electra al referirse a la personalidad del exbasquetbolista.

Electra también evocó uno de los momentos mágicos que compartió con Rodman como la celebración de ese sexto anillo conquistado en Salt Lake City. "Dennis me regaló su camiseta y me metió en el vestuario. De repente ahí estaba yo, con todos los chicos, con Michael Jordan abriendo botellas de champán. Terminé con la ropa y el pelo empapados. Fue un honor que me permitieran compartir ese momento".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados