BÁSQUETBOL

El campeón no se rinde

Malvín jugó un muy buen segundo tiempo y venció 68-62 a Hebraica Macabi, forzando así un quinto y definitivo partido para el sábado. Trouville espera ya instalado en la final.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Malvín vs. Hebraica. Foto: M. Bonjour

Con un partido inteligente y una buena estrategia del técnico Pablo López, Malvín zafó de quedar afuera de la Liga Uruguaya de Básquetbol 2014/2015 al vencer a Hebraica y Macabi 68-62 en el cuarto partido semifinal y estiró la serie al quinto juego, que se desarrollará el sábado en el Palacio Peñarol.

En el primer cuarto Malvín salió a jugar con mucha determinación, concentrado en la marca y con consistencia ofensiva. Con goles fáciles los playeros sacaron 7 puntos de ventaja, pero los macabeos se recuperaron con un parcial de 12-0 y dos triples del panameño Hicks.
En el segundo período, al igual que en el inicio del partido, Malvin salió concentrado y metió un rápido 5-0. En ese momento, Hebraica pagó caro las pérdidas de pelota, el karma de toda la noche. Pero con el paso de los minutos creció la figura de Sebastián Izaguirre, quien colocó 10 unidades en el cuarto.

En los primeros 10’ del segundo tiempo se dio el punto de inflexión en el juego, ya que en 7’ Malvín le colocó un contundente 19-1 a Hebraica y Macabi para sacar una máxima de 16 puntos (51-35 a falta de 3’ para finalizar el cuarto). Con una muy buena actuación del extranjero Winston, quien aportó 11 unidades en estos 10’ y superó debajo del cesto al brasileño Hatila Passos, Malvín se fue al descanso de cara al último chico con 12 unidades de ventaja.

El equipo de Pablo López controló el partido en el último chico y, pese a que los dirigidos por Marcelo Signorelli intentaron una arremetida sobre el final, los “playeros” aguantaron y se quedaron con el festejado triunfo.
Malvín apostó a una marca fuerte, con mucha concentración, y a jugar la pelota debajo del aro con determinación, lo que hizo que los foráneos Dials y Winston se destacaron y fueran lo que el playero fue a buscar con sus contrataciones. Además, el juego colectivo fue sólido y compacto.
En tanto, Macabi perdió duelos clave y tuvo una gran falencia: perdió 19 pelotas. Deberá revertir esta situación si quiere definir la Liga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados