ENTREVISTA

Marcelo Perillo y los cimientos de Biguá campeón de la Liga Uruguaya tras 12 años

El presidente de Biguá cuenta cómo construyó el equipo, su admiración por Santiago "Pepo" Vidal y el deseo de que Donald Sims continúe en el conjunto de Villa Biarritz.

La Liga Uruguaya de Básquetbol le entrega un reconocimiento a Marcelo Perillo, presidente de Biguá. Foto: @LUB_Uy
La Liga Uruguaya de Básquetbol le entrega un reconocimiento a Marcelo Perillo, presidente de Biguá. Foto: @LUB_Uy

Biguá venció este lunes a Nacional 86-76 en el quinto juego y se convirtió en el campeón de la Liga Uruguaya de Básquetbol 2021, con una actuación sobresaliente de Donald Sims, autor de un doble-doble con 30 puntos y 10 asistencias. Pero la consagración se construyó paso a paso, desde hace más de 12 años, según afirmó el presidente del club Marcelo Perillo.

A horas de la consagración que le permitió al Pato de Villa Biarritz volver a festejar un título tras 12 años, luego de haberlo hecho en la temporada 2008/09, Perillo escogió Ovación para contar sus sensaciones: “La clave fue básicamente traer a Pepo (Santiago Vidal) y luego ir armando el cuadro con él y el técnico Laginestra”, manifestó el dirigente, en referencia a dos de los artífices del triunfo.

Luego se refirió a cómo se fue diagramando el equipo a inicios de la temporada para aspirar a la lucha por la Liga: “Pepo conocía a Donald Sims, empezamos a traer uno a uno y se fue dando. Después fuimos por las fichas de la casa, los sub 23 y trajimos a Iván (Loriente)”.

Más allá de la jerarquía del plantel, que supo combinar el esfuerzo de los jugadores de la casa con la calidad de los extranjeros para imponer el tiro exterior como su mejor arma, Perillo también destacó que el Pato tuvo “la suerte del campeón” en los cruces que les tocaron y que todo se fue dando para que Biguá jugara la final.

Pese a eso, el festejo no fue casualidad ya que, según apuntó el presidente del conjunto de Villa Biarritz, es algo para lo que se vienen preparando “hace más de 12 años”.

“Al otro día que perdimos la liga siguiente a la que habíamos ganado, empezamos a trabajar día a día para armar un equipo dentro y fuera de la cancha”, comentó.

Sin embargo, no todas fueron alegrías y Perillo no olvidó que el equipo debió sufrir una baja sustancial en el segundo duelo de la serie: Vidal se lesionó el tobillo y debió perderse el resto de la definición con el club donde nació. “Fue un sinsabor, pero todos sabemos que él es tan bueno dentro como fuera, donde alentó y cumplió su rol a la perfección”, dijo.

La vuelta de Vidal, que supo jugar en Europa y tuvo un último paso por el Unifacisa Paraiba de Brasil, donde mostró un gran rendimiento, fue determinante para el equipo por lo que representa que el talento retorne a casa. “Pepo es el hincha de Biguá que todos queremos ser adentro de la cancha, representa a la familia de Biguá; a los 10 mil socios. Yo tengo tres hijos y sé que para ellos Pepo es la figura: es un tipo de familia, universitario, padre, gran amigo, hermano”, acotó. Y luego comentó que, por encima de las camisetas, todos los que quieren al deporte se sienten identificados con él porque “cuando uno es bueno en todo te lleva a eso”.

En cuanto a la contribución de Vidal al equipo, Perillo destacó su experiencia y también se acordó de la gravitación de Donald Sims y Victor Rudd, a quienes calificó como “de otra galaxia”.

Por otra parte, el presidente del Pato contó cómo fue la decisión de escoger a Hernán Laginestra como nuevo técnico del club: llegó a él por intermedio de Pablo Ibón, actual ayudante del técnico argentino, con quien también trabajó en su estadía en Argentina.

“Me dijo que estaba disponible, rápidamente nos pusimos a trabajar y es un excelente profesional. Todos sabemos lo que es un técnico y cuando gana es el mejor, se le dio todo y felizmente es el campeón”, señaló Perillo.

El sueño del Pato: retener a Donald

Sims, la figura de la Liga Uruguaya, celebra el título y su premio individual. Foto: Marcelo Bonjour.
Sims, la figura de la Liga Uruguaya, celebra el título y su premio individual. Foto: Marcelo Bonjour.

Donald Sims fue la figura absoluta de la Liga Uruguaya, anotó 30 puntos en la final y guio a la victoria al equipo cuando no había mañana. Pero, ¿qué pasará con el extranjero?

El estadounidense va a ser padre en septiembre y tiene a su familia en su país natal, pero Perillo no pierde las esperanzas y afirma que él quiere mucho al club.
“Todavía no se habló con el jugador, se va pasado mañana, pero vamos a seguir en contacto. Vamos a ver, me imagino que muchos cuadros argentinos le habrán puesto los ojos arriba”.

La intención del club es segur contando con el jugador en caso de que sea “accesible” a sus posibilidades. Desde Biguá hablarán con el contratista para ver cuáles son sus aspiraciones sabiendo que “antes de la plata, importa que el jugador y su familia estén a gusto en el club”.

La importancia de las formativas y los talentos extranjeros

Passos, figura del primer tiempo en Biguá. Foto: Marcelo Bonjour.
Rudd, uno de los extranjeros con mejor rendimiento en el Pato. Foto: Marcelo Bonjour.

“Nosotros trabajamos mucho en formativas, eso de la cantera inagotable es una realidad”, dice el presidente de Biguá, y enseguida recuerda la importancia de Álvarez desde el tiro exterior en el quinto juego: “Hernán entró y los dos primeros tantos fueron de él; cuando lo precisábamos respondió”, manifestó.

Por otra parte, Perillo destacó que muchos jugadores con talento hayan venido a jugar al país a partir de la pandemia: “Esta liga fue sin igual, fue un placer ver cómo cuadros que hace pila están en la Liga se preparaban para jugar”, acotó.

Luego se refirió al esfuerzo que hicieron los dirigentes de los clubes para contratar jugadores con trayectoria y ponderó el “nivel brutal de argentinos” en el campeonato. “Va a ser difícil ver otra liga así”, concluyó Perillo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados