LUB

El básquetbol se las arregla para mitigar la cuarentena; hoy hay reunión clave

A falta de una fecha para iniciar los playoff, los 10 equipos con partidos por jugar de la Liga Uruguaya suspendieron sus prácticas y los jugadores entrenan en casa.

Liga Uruguaya de Básquetbol
Parate. La pelota no volverá a picar por la Liga Uruguaya de Básquetbol al menos hasta después de Semana Santa. Foto: Fernando Ponzetto

Mantener a las personas adentro de sus hogares tiene sus consecuencias. No solo el deporte lo padece y padecerá. En la Liga Uruguaya de Básquetbol 10 clubes aún debían continuar con la temporada, aunque por el momento no saben cuándo ni cómo, y los planteles tampoco entrenan.

Con la prioridad clara de acatar las recomendaciones del Ministerio de Salud, los jugadores dejaron ya de entrenar —el viernes fueron los últimos tres partidos—, muchos de ellos procuran salir lo menos posible de su vivienda y mitigar la cuarentena con trabajos físicos desde su casa “para mantener la forma física de cada uno sin poner en riesgo las medidas de prevención de salud”, explicó Germán Cortizas.

“Por ahora solo apuntando la forma física”, agregó el ayudante técnico de Aguada. “También está en nuestra cabeza la posibilidad de hacer entrenamientos individuales, pero hay que respetar las medidas sanitarias antes que nada”.

Parar durante un mes “cambia todo. Los equipos vienen con rodaje, un estado anímico. Sería arrancar todo de cero. Sí se podría continuar el torneo con los mismos planteles sería lo más justo”, exclamó.

“La primera semana se empieza a perder un poco la forma física y a los 15 días tiene que hacer una puesta a punto porque luego de 10 días los valores físicos se pierden. Eso sería igual para todos los equipos”, acotó Cortizas.

Aguada esperará a una resolución de la reunión de hoy para tomar decisiones con respecto al plantel y los extranjeros. Esta suspensión “es una pérdida tremenda para el club”, afirmó Maximiliano Touron, directivo aguatero.

En Malvín el cuerpo técnico decidió “indicarles a los jugadores trabajos para hacer en sus domicilios. Porque aparte hay una resolución personal de lo que quiera hacer. Algunos nos han comunicado que la idea es quedarse lo más posible en su casa. Por más que el club esté cerrado no irían a trabajar a otro lado”, sostuvo el “Chato” Horacio Martínez, actual ayudante técnico en el playero.

Por eso le indican ejercicios para hacer en la casa. “En principio son trabajos físicos, la primer semana. Va a ir cambiando cada semana con lo que vaya pasando, no es una cosa que podemos planificar más de una semana. Lo único que tenemos seguro, es que hasta el 14 de abril no volveríamos a jugar. Pero cómo entrenamos no lo tenemos claro”, lamentó.

El azul de la playa fue uno de los cuatro equipos que se enteró de la determinación del gobierno mientras jugaba su partido. “En el entretiempo del partido del otro día (el viernes con Hebraica) todavía no nos habíamos enterado. Con Florencia (Somma) nos juntamos con el nutricionista previendo para preparar un protocolo de alimentación. Va a ser difícil que estemos un mes sin entrenar”, insistió el “Chato”.

Nosotros podríamos perfectamente con el club cerrado, ir a entrenar. Pero se transforma en una responsabilidad. El menor de los problemas sería que alguien se contagie adentro del plantel, el tema es que contagie para afuera. Las recomendaciones son que eso no se puede hacer”, sentenció.

En materia de extranjeros, el club ya tenía pensado el cambio de uno de ellos pero la suspensión lo frenó.

Por su parte, Trouville es uno de los equipos que ya solucionó el tema de los extranjeros al haberle comunicado a los representantes el corte en los tres casos: Tyrone White, Jarred Shaw y Ernesto Oglivie.

El Rojo tampoco vería como solución para la vuelta del básquetbol jugar sin público debido a los gastos, ya siendo deficitario con público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados