Básquetbol

Atenas consolidó una identidad

Con el sello de Adrián Capelli, el equipo construyó un estilo que le permitió liderar en la fase regular.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Una de las explicaciones del éxito ateniense se basa en la actuación de Johwen Villegas. Foto: Archivo EP

Cada partido es una historia diferente, más en una instancia de playoffs", afirma Adrián Capelli, el entrenador de Atenas, que por estas horas enfoca sus energías en la instancia de semifinales frente a Trouville, que comenzará a disputarse mañana.

Una vez iniciada la contienda, los partidos serán a "estudio" del rival según lo que ocurra, en una serie que el DT vaticina como "muy dura": "Va a ser difícil, complicada para los dos. El que sea más inteligente, el más concentrado, el que esté más fuerte de la cabeza, el que logre poner al equipo por sobre lo individual, no tengo duda que va a ser el que se lleve la serie".

La pausa que tuvo la Liga Uruguaya generó ansiedad en las "alas negras", aunque para Capelli hay dos lecturas respecto al tema: "El parate se hizo un poco largo, pero ya estamos listos. Por un lado nos sirvió por la llegada de Jaime Lloreda (el extranjero que arribó en medio de los cuartos de final y de apuro), pero por otro lado sabemos que no es bueno estar tanto tiempo parado sin jugar. Lo ideal para todo equipo es tratar de que se siga jugando".

Atenas fue el mejor de la instancia regular, algo que nunca había conseguido en su historia de Liga. De un muy mal arranque, el equipo logró encaminarse y conseguir una cantidad impresionante de partidos consecutivos que lo elevaron a la cima.

Detrás de ese salto de calidad, estuvo la llegada del argentino Capelli, quien fue construyendo un estilo propio para el equipo, basado en una defensa implacable y en ofensivas letales. El equipo fue de los más goleadores, con un promedio cercano a los 80 puntos por partido. "Por sobre todas las cosas hay que partir de atrás para adelante, concentrados, compactos para que ofensivamente podamos correr, pasar la pelota. Hay que estar concentrados atrás para después pensar en adelante", explica el técnico.

Capelli, que tiene todo encaminado para volver a ser el entrenador de la selección uruguaya, entrega una máxima a Ovación sobre el transitar en una fase de formato playoffs: "Siempre digo que en esta instancia no hay mucho para mejorar, hay que procurar mantenerse en lo físico y meterse mentalmente en los partidos".

Después de mucho tiempo, el ateniense cuenta con argumentos sólidos para soñar con ir a más y el título será para uno entre cuatro.

"El hecho de estar tan cerca de una final es algo que nadie se quiere perder, cuando se está tan cerquita hay que entregar el último esfuerzo", afirma el argentino.

Los cuartos de final ante Larre Borges fueron desgastantes para el equipo, que se encontró con un duro rival. El cambio obligado de extranjeros en medio de la fase, fue riesgoso.

Eso ya es parte del pasado y el futuro puede ser grandioso. "Hace tiempo no imaginábamos estar en semifinales y hoy nos toca. Como le digo a los jugadores, la mayoría de los equipos quisieran estar en nuestro lugar. Semifinales no se juegan todas las temporadas", remata entusiasmado Capelli.

A. Capelli.

El entrenador argentino le cambió la cara al equipo en base a defensas aguerridas y ofensivas efectivas, su filosofía de juego.

J. Cambón.

Es el conductor, líder y armador del equipo, quien propone la velocidad y las pausas. Muchas veces el "cerebro" que hace jugar.

E. Bastón.

Una de las revelaciones de la presente Liga Uruguaya, el jugador se volvió determinante en varios tramos de la competencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)