BÁSQUETBOL

Amigos, ganadores y rivales

Las finales de la Liga pondrán a Leandro García Morales y Martín Osimani frente a frente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Collage García Morales y Osimani

Hace poco más de un año, Leandro García Morales y Martín Osimani masticaban bronca y frustración. Ambos habían quedado eiminados en cuartos de final de la Liga Uruguaya, a manos de Hebrica Macabi, como jugadores de Aguada.

Los dos, amigos desde la infancia, casi hermanos y surgidos juntos en Biguá, habían recalado en el elenco aguatero con la esperanza de volver a disfrutar juntos en la cancha y con la misma camiseta. Sin embargo, el destino prácticamente se lo impidió.

A partir de este miércoles a la noche se darán el gusto que no pudieron tener el año pasado y jugarán la final, aunque en bandos separados. Leandro lo hará por Hebraica y Martín por Defensor Sporting.

Aguada quería reconquistar el título perdido a manos de Malvín y por eso en 2014 hizo la fuerte apuesta de traer a Osimani para recomponer la vieja y exitosa sociedad. Sin embargo, García Morales se rompió los ligamentos cruzados jugando en Puerto Rico cuando nada faltaba para que comenzara la Liga 2014/2015. Recién pudo volver a jugar en la primera ronda de los playoff ante Olimpia. Fueron dos partidos y el aguatero los saldó con victoria. Luego llegó el turno de enfrentar a Hebraica y fue con derrota 3-1. Por lo tanto, Osimani y García Morales solo pudieron disputar seis partidos juntos con la rojiverde. Ambos cambiaron de equipo para la temporada actual y el destino los vuelve a unir, aunque ahora para disputarse el título de Liga, cuya serie final comenzará mañana al mejor de siete juegos.

Leandro y Martín fueron las figuras del Biguá bicampeón de Liga en las temporadas 2007/2008 y 2008/2009. Entre ambos condujeron además al Pato a la obtención del Sudamericano en 2008.

En los choques entre ellos esta temporada están igualados. Defensor Sporting ganó los dos por la Súper Liga (79-78 y 93-85) y Hebraica los dos restantes: 70-65 en el Clasificatorio y 101-91 en la final del Súper 4. En el apartado individual y por la Liga, García Morales gana el duelo de goleadores, ya que anotó 40 puntos contra 34 de Osimani en los enfrentamientos directos, aunque el "Oso" lo superó en asistencias: 16-13.

Dos amigos volverán a definir una liga, como en 2008 y 2009, pero ahora solo uno festejará.

LEANDRO GARCÍA MORALES (HEBRAICA MACABI).

Físico - En un gran momento.

Los playoff encuentran al goleador de Hebraica en su mejor momento físico. El último juego ante Trouville lo definió sobrado de aire.

Experiencia - Aparece a tiempo.

Se puede tomar licencias durante los 40, pero cuando el equipo lo necesita aparece con anotaciones que marcan el trámite.

Goleo - Hace la diferencia.

Cuando se lo propone es inmarcable. Si la defensa marca en zona, mata a distancia y si le ponen referencia, gana los mano a mano.

MARTÍN OSIMANI (DEFENSOR SPORTING).

Estado físico - Su codo ya está pronto.

La postergación del cuarto punto y haber liquidado la serie en el cuarto punto le permitió recuperarse de la molestia en el codo.

Experiencia - Maneja los tiempos.

Es el ayuda de Cabot, el base, pero es él quien marca los tiempos del equipo en la salida. Ordena a sus compañeros aún sin tener el balón.

Goleo. Anota, pero pasa más.

Suele aportar entre 10 y 15 puntos por partido, pero su fuerte es la lectura del juego. Es el mejor asistidor del equipo y saca la pelota limpia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)