LA FINAL

¡Malvín es el campeón!

El elenco playero superó a Aguada por 77 a 72 y alcanzó su quinto título en la Liga Uruguaya.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

ESTADÍSTICAS

Primer cuarto: Aguada 15-14

Palacio lleno para recibir la última final de la Liga Uruguaya. Es la última final y los hinchas la tomaron como tal: cada pelota, punto y robo era festejado como nunca.

En el primer cuarto los dos empezaron errantes, sin mucha precisión y con apenas un doble en los primeros dos minutos y medio. Luego Malvín comenzó a mejorar con la efectividad de los triples, encontrando espacios desde fuera, pero Aguada reaccionó y pasó con el juego de Demian Álvarez y Federico Bavosi, junto a la efectividad de Andrew Feeley.

Segundo cuarto: Malvín 31-30

En el arranque del segundo cuarto se vio lo mejor del juego de Aguada. En un mano a mano entre Hatila Passos y Feeley, el norteamericano ganó al pivotear y acertó el doble. En la siguiente, una contra liderada entre Demian y Bavosi, el "Mono" embocó con la marca encima.

Pero Malvín no dejó escaparlo y se puso rápido a tiro con las jugadas de Mazzarino y Cabot, a quien con el ingreso de Santiago desde el inicio le dio más libertad de acción y la aprovechó.

Aguada por su parte siguió explotando sus virtudes. Demian Álvarez lastimó con sus penetraciones por el medio y por afuera, mientras que Jeremis Smith se hizo fuerte en el área contraria con la recuperación de los rebotes ofensivos.

Y pese a que no fue mejor que su rival en el cuarto, el playero logró llevarse la ventaja para el descanso, aun sin su máximo anotador en las finales: Marcel Souberbielle, que en una de las primeras acciones suyas en el partido sufrió una rotura del tendón de Aquiles.

Para eso contó con un Cabot decisivo, además de una precisión de triples abrumadora (7 de 14) para compensar la de dobles (4 de 15).

Tercer cuarto: iguales en 53

El arranque del tercer cuarto fue todo de Malvín, que le cerró los espacios a su rival y no lo dejó jugar con comodidad. Aguada no pudo hacer circular su juego ofensivo y en más de una ocasión se le terminaron los 24 segundos. Hatila Passos se agrandó, ganándole en los duelos a Smith con rebotes defensivos y ofensivos, además de aparecer alguna vez en el aro aguatero.

Pero Aguada mejoró, encontró algunos espacios para penetrar y siguió siendo fuerte en los puntos en la pintura. Feeley le permitió acercarse a Malvín y pasar por tres, pero el extranjero llegó a las cuatro faltas y deberá cuidarse para el último cuarto.

Malvín siguió haciéndose fuerte en defensa, manteniendo el buen promedio en triples y buscando los espacios para encontrar a Kamp o Hatila abajo del aro.

Último cuarto: Malvín 77-72

Los dos llegaron igualados al último cuarto, luego de cada uno haberse llevado cada uno de los anteriores un punto arriba. Y lo comenzaron como jugaron la media hora anterior, como jugaron las seis finales anteriores: con paridad. Ambos intercambiaban golpe por golpe.

Hasta que llegó el momento de Malvín. Feeley tenía cuatro faltas y Demian Álvarez sumó también su cuarta con una falta de tres sobre Mcguire. Y ahí vendría el peor momento aguatero: Mcguire le hace una tapa a Demian que en la caída se lesiona con un posible desgarro y en la siguiente Mazzarino mete una bomba, un triple que hace saltar a todos los azules del Palacio.

Aguada puso el resto. Feeley se metió en cancha a intentar revertir el resultado con cinco puntos abajo, el aguatero empató luego de dos libres errados por Mcguire y un doble de Feeley. Pero apareció el capitán playero, Mazzarino, para poner con toda su clase, con toda su experiencia, su cuarto triple de la noche para volver a sacar la diferencia.

Para complicar las cosas aún más para Aguada, en una unipersonal de Santiago, de buen partido, Barriola le cometió su quinta falta y tuvo que salir, por lo que el pibe Rodríguez debió entrar a la cancha ante las ausencias de Demian, García y Barriola.

Y en la última de Aguada, el último intento, buscó la heroica con un triple de Pereiras que pese a no embocarlo el rebote fue para Feeley, pero su certeza para embocarlo fue inválida por la falta de Smith, su quinta y otro hombre aguatero afuera.

Los instantes pasaron y pese a que Hatila falló dos libres increíbles, McGuire puso una gran tapa ante Pereiras en el último ataque aguatero y los de Pablo López se quedaron con el triunfo y con el quinto título oficial de su historia. Aguada fue un digno rival, pero no le alcanzó y es el subcampeón uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º