PEÑAROL

Acá también es un grande

La historia respalda a un club que va por regresar a ser ese equipo que ganó todo en el plano local y también internacional.

Foto: Archivo El País
En 1983 se consagró campeón sudamericano ante Monte Líbano. Foto: Archivo El País

En el año 1997 y tras resolución del Cr. José Pedro Damiani, el básquetbol de Peñarol desapareció, pero su historia no... Mientras el pueblo aurinegro festejaba la consagración del segundo Quinquenio en fútbol, el club dejaba a la naranja a un lado.

De ahí en más, muchos fueron los intentos de volver hasta que el martes el actual Consejo Directivo votó por unanimidad el regreso. Ahora, la expectativa del hincha mirasol es muy grande, sobretodo la de los más veteranos, esos que fueron testigos de grandes triunfos a nivel nacional e internacional.

Es que desde la fundación del básquetbol en el carbonero, muchos fueron los logros que consiguió la institución con grandes campañas, entrenadores de lujo y jugadores que deleitaron a toda la hinchada, pero que incluso también se ganaban los aplausos de los rivales.

Seis títulos en el Torneo Federal gracias a las conquistas de 1944, 1952, 1973, 1978, 1979 (el primer campeonato profesional en el Uruguay) y 1982, y cinco copas en el Torneo de Invierno con las consagraciones en 1953, 1955, 1978, 1981 y 1982 marcan la rica historia carbonera con la naranja.

En medio de todos esos logros, se inauguró el Palacio Peñarol en 1955, el mejor escenario que tiene el básquetbol nacional en la actualidad.

Además, en el plano internacional Peñarol supo brillar. Tras ser campeón Federal y de Invierno en 1982, obtuvo el título en el Campeonato Sudamericano de Clubes en 1983 bajo la batuta de Víctor Hugo Berardi y un plantel plagado de cracks.

Peñarol se convirtió así en el primer club del continente en ganar el Sudamericano de básquetbol y su equivalente en fútbol: la Copa Libertadores de América (1982).

Las inolvidables noches a Palacio Peñarol lleno se aprontan para regresar. El hincha ya saborea la vuelta al básquetbol y se ilusiona con rememorar las grandes conquistas que llenaron de gloria al club porque el aurinegro en este deporte, también es grande.

Los nombres del equipo que pasó a la historia:

En 1983 Peñarol escribió la página más importante de su historia en este deporte. En ese año, y tras vencer a Monte Líbano de Brasil, se consagró campeón sudamericano, hecho que hasta aquel entonces solo habían logrado Olimpia y Sporting. Los nombres de los jugadores que integraron aquel plantel quedaron grabados a fuego en la institución.

Daniel “Mahoma” Wenzel, Hebert “Fonsi” Núñez, Álvaro Tito, Juan Andrés Blanc, Jimmy Wells, Bo Jackson, Joe McColl, Lincoln Pérez, Óscar Soto, Alejandro Trías, Pedro Malet y Gustavo Tito tocaron el cielo con las manos cuando se consagraron como los mejores del continente. El equipo que por entonces dirigía Víctor Hugo Berardi realizó una campaña espectacular con aquel plantel que incluso terminó tercero en la Copa Mundial del mismo año.

En ese año también, Peñarol se quedó con el Federal y el Torneo de Invierno, por lo que la campaña terminó siendo “redondita”. Además, vale recordar que a ese Sudamericano había llegado luego de eliminar a Nacional. Pese a que en los años posteriores la institución sufrió serios problemas económicos, que repercutieron también en lo deportivo y la posterior desafiliación, ese equipo fue recordado para siempre.

En 2013, a 30 años de aquel acontecimiento, el club decidió homenajearlos en un Palacio Peñarol que volvió a vibrar con el aurinegro en el básquetbol aunque sea por un rato.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)