AUTOMOVILISMO

Urrutia notable en Iowa

El coloniense Santiago Urrutia concretó una magnífica gestión en la sexta fecha del certamen Indy Lights, disputada en el óvalo de Iowa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Prensa Urrutia.

Santi terminó en la segunda posición en esta décima competencia de la temporada, cerrando estupendamente de esa manera un fin de semana que se presentó muy complicado, con un auto que volvió a carecer de una perfomance acorde a los requerimientos de una categoría tan pareja y competitiva. El equipo realizó varios cambios en el auto, pero su rendimiento apenas si era aceptable.

Ya desde los entrenamientos libres. se notó que el auto no tenía la performance suficiente como para permitirle al uruguayo ir a la lucha por las posiciones de privilegio, quedando en las últimas posiciones.
Esto se reafirmó en la clasificación, pero no solo para Santi, sino también para sus dos compañeros del equipo Belardi.

El coloniense clasificó en el undécimo lugar, seguido por Aaron Teleitz y Shelby Blackstcock, solamente por delante de Juan Piedrahita.
El primer lugar de la grilla era para Colton Herta, seguido por Zachary Claman de Melo, el líder del certamen, Kyle Kaiser y Ryan Norman.
En carrera, Santiago comenzó a concretar su notable gestión, comenzando a ganar posiciones paulatinamente, en una competencia que estaba pactada a 100 vueltas.

Poco a poco se fue acercando a la vanguardia, y a mitad de carrera lograba subir al quinto lugar, para poco después ir decididamente en busca de la cuarta posición, la cual lograba obtener en el giro 57.
A partir de ese momento, comenzó su ataque en busca de subir al podio.

Faltando poco más de 20 giros para finalizar la carrera, capturaba la terera posición, con todas la fuerzas e ilusiones como para seguir del largo.

Cuando quedaban 15 vueltas, estaba segundo y trataba de ir a buscar al líder, el brasileño Matheus Leist, que estaba a algo más de cuatro segundos de diferencia. Los últimos giros fueron apasionantes.

Santiago limaba vuelta a vuleta la diferencia que le llevaba el líder, concretando otra excepcional tarea, nada más ni nada menos que en un circuito del tipo óvalo, en el cual el coloniense no tiene gran experiencia aún.

El final marcó la victoria de Matheus Leist y una consagratoria labor de Santi Urrutia, que quedó como escolta a solamente 2.924 segundos, tras haber tenido que pelear duramente para superar a sus rivales, en otra estupenda demostración de su garra y su talento. El tercer lugar fue para Dalton Kelleth.

Lo que realza aún más la notable tarea de Santi Urrutia en el óvalo de Iowa, es que su auto no era el más veloz, ni mucho menos y que sus dos compañeros de equipo finalizaron la competencia a más de una vuelta de ganador.

Esto marca claramente que si el coloniense llegó al segundo escalón del podio fue gracias a su estupendo manejo, su arrojo y su coraje, porque, evidentemente, la performance de su auto estaba como para que llegar en posiciones de retaguardia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados