FRANCIA

Tratamiento experimental para el alemán Michael Schumacher

La familia del piloto se aferra a la ciencia y a la búsqueda de activar el cerebro mediante células madres en el Georges Pompidou de París.

La familia de Michael Schumacher mantiene las esperanzas. Foto: AFP
La familia de Michael Schumacher mantiene las esperanzas. Foto: AFP

Philippe Menasché, cirujano cardíaco de 69 años, jefe de la unidad coronaria del Hospital Georges Pompidou de París y director del instituto nacional de investigación médica, estaría probando activar el cerebro de Michael Schumacher con células madre del corazón.

Tras indicar que Menasché está dedicado a la terapia celular enfermedades cardiovasculares, el diario El Mundo dijo que Corinna Schumacher, esposa del expiloto, recurrió al profesional porque “Schumi” tiene dañado el sistema nervioso central.

El diario consultó a Eduardo Anitua, considerado un pionero y experto en terapia regenerativa, quien entre otras cosas junto con el traumatólogo Mikel Sánchez lograron recuperar el tendón rotuliano de Rafael Nadal.

El médico explicó que la familia de Schumacher pretende “revertir la situación utilizando las últimas técnicas en terapia regenerativa, que es la aplicación de proteínas autólogas, es decir, obtenidas de la sangre del paciente, que se infiltran en la zona dañada”.

“Se busca que este plasma rico en factores de crecimiento estimule el receptor, en este caso, el sistema nervioso central, para lograr que reaccione. Hay diferentes protocolos con o sin células madre. La razón para añadirlas es que transporten las proteínas”.

Los resultados del tratamiento sobre Schumacher son una incógnita. “Ahora mismo hay algunos protocolos de células madre en diferentes patologías. Ninguno publicado con aprobación para aplicar en el sistema nervioso. No hay resultados concluyentes. Todavía no sabemos el modo, si tiene más sentido aplicar proteínas o proteínas con células, qué células, cuántas y qué concentración”, explicó Anitua.

Conviene ser muy prudente con estas referencias, aunque todos los médicos señalan la bondad de este tipo de terapias. “No hay riesgo de rechazo, siempre que te estén aplicando tus propias proteínas”, agregó.

A su juicio, la familia de Schumacher “está haciendo lo que hay que hacer: agarrarse a la ciencia”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)