FERNANDO PARRADO - MI OPINIÓN

Totalmente enamorado de Porsche

Siempre me gustaron los Porsche 911. Desde la primera vez que vi ese diseño tan único, con motor atrás y que nunca iba a funcionar, por la mala distribución de pesos, quedé fascinado con ese modelo.

Varios posters en versión calle y racing pasaron por mis dormitorios de joven y hoy algunos adornan mi oficina. Contra toda lógica, los ingenieros de Porsche han logrado un auto con un comportamiento y performance excepcionales. En el desarrollo a través de los años, los ingenieros alemanes han demostrado consistencia, seriedad, un gran propósito hacia la performance perfecta y una total falta de frivolidad.

Cualquier parte de un Porsche 911, ya sea una tapa de cilindros , la pedalera o la suspensión trasera, son parte de un todo muy hermoso, donde no hay espacio para el compromiso. La cultura de ingeniería total de Porsche hoy, no solo en el 911, sino en toda la gama, es el resultado de años de excelencia. Según dicen, Ferrari se retiró de las carreras de autos sport, diciendo que era todo una lucha despareja, ya que Porsche no fabricaba autos de carrera, sino misiles.

Cada vez que conduzco mi Porsche 911 Carrera 4, me siento parte de esa perfección alemana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)