MI OPINIÓN

Todos tendrían que rezar

"NANDO" PARRADO

NANDO PARRADO

El Moto GP disputado el pasado 16 de agosto pudo haber culminado en desgracia, a partir de la escalofriante colisión entre las motos de Johann Zarco y Franco Morbidelli a más de 300 kph.

¿Suerte o intervención divina?

Son las únicas respuestas a un suceso que de milagro, no le arrebató la vida a más de un piloto, entre ellos, Valentino Rossi y Maverick Vinales quienes estuvieron a centímetros de ser impactados por la YZR de Morbidelli. En verdad, jamás había presenciado un accidente de tales características en toda la historia del Moto GP.

Sin dudas que los avances en los equipos de protección, contribuyeron a que los pilotos sobrevivieran sin registrar lesiones de gravedad. Los testimonios de Rossi y Vinales son un fiel reflejo del espeluznante momento vivido: “Fue tan horrible, terrible… creo que todos tendrían que hacer una oración a quien quieran”, comentó Rossi muy emocionado. “Casi no me vuelvo a subir a la moto para la relargada… sólo quería irme a casa, pero si me detengo a pensar, no corro más”. “Uno trata de no pensar, pero es difícil”. Ahora Morbidelli y Zarco deberán enfrentar a las autoridades y brindar sus declaraciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados