AUTOMOVILISMO

Takuma Sato dio la sorpresa

Inesperada victoria del japonés en las legendarias 500 Millas de Indianápolis; Alonso abandonó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Festejo. Sato celebra con la tradicional botella de leche.

En un final realmente apasionante, el piloto japonés Takuma Sato logró ayer la victoria en el edición 101 de la clásica competencia 500 Millas de Indianápolis, luego de superar, a falta de cuatro vueltas, al brasileño Helio Castroneves.

El volante nipón, que comenzó la carrera desde el cuarto lugar de la grilla de partida, alcanzó su primera victoria en esta legendaria competencia, en la que ya había participado en siete ediciones, logrando como mejor resultado un décimo tercer puesto.

Sato es el primer piloto japonés que logra la victoria en esta clásica prueba, la más importante a nivel de los autos monoplazas, del automovilismo norteamericano.

Por su parte, Castroneves estuvo muy cerca de convertirse en el cuarto piloto en lograr cuatro victorias en la Indy 500. El volante brasileño ya había logrado la victoria en las ediciones de 2001, 2002 y 2009, pero en esta edición tuvo que conformarse con la posición de escolta.

El debut de Fernando Alonso en la categoría no pasó inadvertido en absoluto. El asturiano, que integró el equipo Andretti Honda al igual que el ganador, no pudo llegar al final, abandonando cuando faltaban 21 vueltas para el final y estaba ubicado en la séptima posición. Incluso el volante hispano llegó a liderar la competencia, mostrando sus estupendas condiciones frente a rivales de gran experiencia en este circuito. La maldición que lo acompaña en la Fórmula Uno hace ya un buen rato volvió a hacerse presente en Indianápolis y el motor Honda lo dejó a pie cerca del final.

Como es habitual, la carrera tuvo un trámite muy entrecortado por varios accidentes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados