MI OPINIÓN

El sueño deberá esperar

FERNANDO PARRADO

NANDO PARRADO

Lewis Hamilton bien podría haber ganado el Gran Premio de Rusia de Fórmula Uno, que se disputó el pasado 27 de septiembre en el autódromo de Sochi.

El piloto británico largó la competencia desde la “pole position”, utilizando neumáticos blandos, al tiempo que Valtteri Bottas y Max Verstappen lo hicieron con el compuesto medio.

El calor reinante del fin de semana, sin dudas que beneficiaba el uso de una goma más dura, por encima de la opción media. De esta manera, y una vez realizado el cambio de blando a duro, Hamilton se hubiese asegurado un ritmo más agresivo y la gran oportunidad de quedar en la punta.

Pero un ensayo de salida realizado por el inglés en una zona no permitida previo al comienzo de la carrera, le costó al piloto británico dos penalidades de cinco segundos cada una, las que debió cumplirlas una vez arribado a boxes, cayendo así a la undécima posición al regresar a la pista.

Su intento por remontar posiciones para tratar de ir a pelear por la vanguardia solamente le alcanzó para acceder al tercer puesto del podio, luego de Verstappen y del piloto ganador: su compañero de equipo Valtteri Bottas.

El sueño de Hamilton de equiparar el récord de victorias en la Fórmula Uno, que todavía ostenta Michael Schumacher con 91 grandes premios ganados, no pudo concretarse en Rusia, y ahora tendrá que aguardar hasta la próxima carrera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados